Francia y Portugal van por el reinado de Europa

Los franceses vienen de eliminar a Alemania al ganarles 2-0, mientras que los "lusitanos" dejaron en el camino a Finlandia al golearlo por 5-2.

Los seleccionados de Francia y Portugal disputarán hoy la final de la Eurocopa 2016 en París que marcará un nuevo reinado en el fútbol del Viejo Continente después de ocho años de supremacía española.
El partido se jugará desde las 16 en el Stade de France, situado en la comuna de Saint Denis, al norte de la ciudad, con arbitraje del inglés Mark Clattenburg. En Argentina podrá verse en directo por el Canal de la Ciudad (Capital y Gran Buenos Aires), Canal 9 (interior del país) o bien por el sistema satelital DirecTV.
La final se presenta con un pronóstico muy cerrado en cuanto a favoritismo porque ambos equipos llegan de jugar su mejor partido de la competencia en semifinales. Francia eliminó con un 2-0 al actual campeón del mundo, Alemania, y Portugal hizo lo propio ante Gales por idéntico marcador, con una actuación decisiva de Cristiano Ronaldo, que hasta esa instancia no había tenido actuaciones deslumbrantes.
Cierto es que Francia, en el análisis global de su campaña, plasmó un recorrido más convincente, con cinco victorias en los seis partidos que lo condujeron hasta Saint Denis. En el Grupo A, que se adjudicó invicto, venció a Rumania (2-1) y Albania (2-0) y empató con Suiza (0-0) cuando ya estaba clasificado. Después arrasó en la fase final: 2-1 a Irlanda del Norte, 5-2 a Islandia y 2-0 a los alemanes, con su mejor producción futbolística.
Los lusos pasaron de ronda como uno de los mejores terceros y tras empatar sus tres partidos en el Grupo F: 1-1 con Islandia, 0-0 frente a Austria y 3-3 contra Hungría. La primera victoria llegó en octavos de final ante Croacia (1-0), el pase a semis luego de marginar por penales a Polonia (1-1, 5-3) y el arribo a la final con el 2-0 ante Gales.
Los franceses buscarán su tercera corona continental para sumarla a las conseguidas en 1984, también como locales, y 2000 en la edición organizada por Holanda y Bélgica, que se adjudicaron con un gol de oro del argentino David Trezeguet en la final con Italia (2-1). La base de ese equipo había sido campeón del mundo dos años antes en el mismo estadio donde se jugará hoy.
Portugal hará el segundo intento de consagrarse campeón de la Euro tras la frustración por la final perdida en su propio país ante Grecia en 2004. Cristiano Ronaldo, por entonces un joven de 19 años, fue titular aquella tarde en el Estadio da Luz de Lisboa, por lo que tendrá este domingo una histórica oportunidad de revancha.
Con 31 años hoy, una colección de títulos con Manchester United y Real Madrid y tres Balones de Oro FIFA (2008, 2013 y 2014), a Cristiano sólo le falta un campeonato con su selección, logro que lo distinguiría en su disputa imaginaria con Lionel Messi, quien dos semanas atrás renunció al equipo argentino después de perder su tercera final de Copa América.
"Esto es algo que siempre he soñado. Sería un gran logro el poder ganar algo con Portugal. Mis dedos están cruzados porque creo, mis compañeros creen, toda Portugal cree y la comunidad portuguesa que vive en Francia también", se ilusionó C7R en una entrevista publicada en la web oficial de la UEFA, en la víspera de la final.
"Esto es único, un sentimiento de alegría, porque era lo que quería lograr de nuevo, estar en la final. Mi última vez fue en 2004, ahora voy a tener la fortuna de jugar una segunda final con Portugal. Es una final y puede pasar cualquier cosa. Sabemos que nos enfrentamos contra un gran equipo, una gran selección, pero es una final y cualquier cosa es posible", añadió.
A su criterio, "Francia es favorita porque juega en casa y eso es una gran ventaja. Todo el país va estar apoyando al equipo, pero esto es una final y veremos qué pasa. Vamos a estar preparados y no va a ser fácil batirnos. Desde que el torneo comenzó, nadie nos ha ganado, y espero que Francia tampoco lo haga".
Didier Deschamps, DT de Francia, reconoció que frenar a Cristiano Ronaldo es prácticamente imposible, por lo que consideró inútil establecer un sistema de marca personal. "¿Un plan anti-Ronaldo? Nadie lo ha encontrado. Tiene una calidad atlética que podría volar. Su físico se lo permite, con esos cuadrados de chocolate (sus músculos abdominales). Será muy importante limitar su influencia", se conformó.
Los "Blue" tienen amplia ventaja en el historial con los lusos, pues le ganaron los tres encuentros oficiales que disputaron (3-2 y 2-1 en la Eurocopa de 1984 y 2000 más 1-0 en el Mundial Alemania 2006), además de hacerlo en 15 de los 21 amistosos pactados. Portugal sólo se impuso en cinco ocasiones (la última en 1975) y empataron el partido restante.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico