Francisco celebró el tercer aniversario de su elección en la plaza San Pedro

"Quisiera renovar el gesto de regalarles un Evangelio de bolsillo", anunció el obispo de Roma antes de que casi mil voluntarios regalaran a los presentes un ejemplar titulado "El Evangelio de la Misericordia de San Lucas".

El papa Francisco celebró ayer el tercer aniversario de su elección como pontífice con un regalo a los casi 40.000 fieles que desbordaron la plaza San Pedro para escuchar el tradicional Angelus dominical, al punto que muchos debieron seguir el mensaje desde la contigua plaza Pío XII.
"Quisiera renovar el gesto de regalarles un Evangelio de bolsillo", anunció el obispo de Roma desde la ventana del Palacio Apostólico antes de que casi mil voluntarios de la capital italiana, entre ellos "abuelas y abuelos", como describió el Pontífice, regalaran a los presentes un ejemplar titulado "El Evangelio de la Misericordia de San Lucas".
El pontífice, en relación al Jubileo Extraordinario de la Misericordia que comenzó el 8 de diciembre y se extiende hasta el 20 de noviembre expresó que "el evangelista relata las palabras de Jesús: 'Sean misericordiosos, como su Padre es misericordioso' del que ha surgido el tema de este Año Jubilar. Los voluntarios del dispensario pediátrico 'Santa Marta' del Vaticano lo distribuirán gratuitamente, junto a algunos ancianos y abuelos de Roma".
El Papa resaltó ante unos 40.000 fieles -según estimaciones policiales- reunidos en San Pedro: "¡Cuán dignos son los abuelos y las abuelas que transmiten la fe a los nietitos!" y los invitó a "recibir este Evangelio y a leerlo, un pasaje cada día; así la misericordia del Padre habitará en su corazón y podrán llevarla a cuantos encuentren".
Al final del texto, detalló, "en la página 123 están las siete obras de misericordia corporales y las siete obras de misericordia espirituales: pero sería hermoso que las aprendan de memoria, ¡así es más fácil hacerlas!", alentó a los peregrinos que, según informaron fuentes de la Curia a Télam, incluían grupos de distintas regiones de Italia y de Sevilla, Freiburg, Innsbruck y hasta la canadiense Ontario.
Tras reiterar a los feligreses la invitación a que tomen el texto bíblico "para que la misericordia del Padre se haga obras" en ellos, les pidió a "los voluntarios, los abuelos y las abuelas que distribuyen el Evangelio, piensen en la gente que está en la plaza Pío XII, se ve que no han podido entrar para que también ellos reciban este Evangelio", agregó Jorge Bergoglio ante la evidencia del espacio desbordado por quienes acudieron a saludarlo en su tercer aniversario.

"RECEN POR MI"

"Los invito a recibir este Evangelio y a leerlo cada día. De este modo la misericordia del Padre habitará en su corazón y podrán llevarla a cuantos encuentren", despidió a los fieles el obispo de Roma, quien minutos antes de su tradicional aparición había pedido a través de Twitter: "Recen por mí".
Durante su mensaje, el papa Jorge Bergoglio había presentado un pasaje del Evangelio que describió como "muy bello".
"Me gusta tanto leerlo y volverlo a leer. Presenta el episodio de la mujer adúltera, destacando el tema de la misericordia de Dios, que no quiere nunca la muerte del pecador, sino que se convierta y viva", se refirió. Ayer se cumplieron tres años de la elección de Francisco como Pontífice, que tuvo una importante repercusión en la prensa de todo el mundo y en las redes sociales.
En Italia, el diario La Stampa se refirió a él como "El Papa de la misericordia"; la agencia de noticias Ansa describió los primeros 36 meses de su papado como "tres años con la cultura del encuentro en primer plano" y el diario romano de mayor circulación, Il falto Quotidiano, enmarcó su pontificado "de los migrantes a la lucha contra la pedofilia".
Además del encuentro con los fieles de ayer, Francisco prepara varias actividades para la semana que conmemora el aniversario entre su elección y su entronización (19 de marzo) al frente de la Iglesia católica.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico