Francisco le mandó un rosario bendecido a Milagro Sala

Antes de emprender su viaje a México, el Sumo Pontífice manifestó que "está muy preocupado" por la detención de la titular de Tupac Amaru.

Francisco envió el rosario con Enrique Palmeyro, uno de los argentinos de su mayor confianza, ex seminarista y número dos de Scholas Ocurrentes, la red global de escuelas con estatus pontificio que nació en el Arzobispado de Buenos Aires y ahora trabaja a nivel mundial. Palmeyro se acercó al acampe de la Tupac Amaru en Plaza de Mayo "apenas bajó del avión", explicó al diario Página/12 Alejandro "Coco" Garfagnini, de la organización.

El acercamiento que da cuenta del nivel de preocupación de la Santa Sede por una situación denunciada ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la ONU, agrega una cuota de tensión a la ya tensa atmósfera con la que se prepara el primer encuentro entre el Papa y el presidente Mauricio Macri, previsto para el próximo 27 de febrero.

Seguí leyendo en MinutoUno.com.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico