Fue a cazar con su familia y murió desangrado

El fatal accidente ocurrió en un campo a pocos metros de Puerto Madryn. Allí había acudido Gerardo Grinkas junto a su familia el pasado domingo para pasar una tarde de caza, pero un traspié hizo que cayera y se produjera un corte profundo con el arma que manipulaba. Horas después, murió.

Gerardo Grinkas salió junto a su familia a cazar a bordo de una camioneta a un campo a unos 30 kilómetros de Puerto Madryn. El hombre disparó contra un guanaco y le dijo a su familia que iba a buscar la presa, pero pasaron las hora y no volvía.

Su mujer y las hijas regresaron al casco del campo para pedirle al peón que busque a Gerardo, ya que es una zona de difícil acceso. Finalmente, tras una intenso rastrillaje, el peón encontró el cuerpo sin vida al otro día, estaba desangrado y con una herida provocada por su propio cuchillo a la altura de la arteria femoral de la pierna derecha.

A pocos metros del cuerpo de Grinkas se encontraba un guanaco muerto, más cerca estaba su cuchillo ensangrentado y el fusil con que había ultimado al animal.

La fiscal de turno, María Alejandra Hernández, asistió al lugar junto a la Policía Científica. En el marco de la causa, el Cuerpo Médico Forense realiza la autopsia correspondiente, detalló el Ministerio Público Fiscal.


Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico