Fue detenido por romper vidrios y amenazar a transeúntes

Se trata de Mario Chini, sobre quien pesa una pena por el homicidio del obrero paraguayo Luis Martínez Arce, ocurrido el 14 de marzo de 2010 y también una causa por violencia contra mujeres en la cual salió a la luz una supuesta connivencia con ex autoridades policiales.

Esta mañana, alrededor de las 8, se vio alterado el orden en el barrio 30 de Octubre por Mario Chini, un joven de 24 años con amplios antecedentes delictivos que se encontraba a pocos metros del Centro de Promoción Barrial agrediendo a los que transitaban y provocando destrozos en los vehículos estacionados.

Por este hecho, personal policial de la Seccional Quinta fue alertado por los vecinos de la zona: "este hombre estaba insultando, amenazando y rompiendo vidrios. Cuando llegó el personal policial se constató que Chini estaba rompiendo los cristales de un Focus nuevo", relató el comisario Fernando Mora a El Patagónico.

Al momento en que se lo intentó detener, el hombre escapó, pero fue perseguido por personal policial, y al momento de agarrarlo se trenzó a golpes con un oficial, por lo cual se procedió a efectuar disparos intimidatorios hasta finalmente poder atraparlo. Desde allí fue trasladado a la Seccional Quinta acusado de "daños, resistencia a la autoridad y amenazas" y quedó a disposición de la Justicia Federal.

ANTECEDENTES

Chini cuenta con diferentes antecedentes delictivos, entre ellos una condena por el homicidio de Luis Martínez Arce, un obrero paraguayo que fue asesinado el 10 de marzo de 2010 cuando junto a otros tres individuos que intentaron cobrarle "peaje" en las 1.008 Viviendas. Por el hecho, solo fue condenado a 3 años y 6 meses de prisión, al considerar los jueces que el homicidio fue “exceso en la legítima defensa”.

Chini cumplió la condena y luego fue declarado reincidente por diversos robos en los que fue acusado. Incluso en 2014 quedó involucrado en un escándalo que incluía connivencia policial, luego de que una investigación judicial determinara que presuntamente era protegido por el subcomisario Waldemar Ferreyra, ex jefe de la Seccional Quinta.

El uniformado por esta causa fue procesado por incumplimiento de los deberes de funcionario público en concurso real con privación ilegítima de la libertad, pese a lo cual durante la última gestión de gobierno fue nombrado jefe de la comisaría Alto Río Senguer, mientras Chini continúa en libertad y haciendo de las suyas.

RECUPERACIÓN DE ARMAS

Por otro lado, informó el comisario Mora que se continúa trabajando para recuperar armas en la zona sur. Tras iniciar una causa de oficio por abuso de arma se procedió al allanamiento de una vivienda ubicada en la calle José Ortega, donde reside Cristian Alanis alías "Piri". Allí sólo se logró secuestrar cartuchos de bala y proceder a la identificación de los moradores.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico