Fue detenido por un tiroteo contra la casa de los Nieves

Un joven sospechado de haberle baleado la casa a la familia Nieves en el barrio Quirno Costa fue detenido ayer a la madrugada luego de una persecución policial. Los agresores serían dos. Cuando la policía interceptó el Chevrolet Aveo, uno de los individuos alcanzó a huir a pie. El arma no apareció.

Ni la muerte de Anahí Copa, una víctima colateral de un tiroteo entre grupos antagónicos ha logrado hacer frenar las agresiones armadas frente a la denominada feria "La Saladita" en el barrio Quirno Costa.
Ayer a la madrugada, un vecino alertó a la policía que se escuchaban nuevamente disparos en el lugar y entonces llegó un móvil de la Seccional Cuarta que inició la persecución de un Chevrolet Aveo.
Según informaron fuentes policiales, sobre la 1:30 un hombre sacó medio cuerpo del vehículo y comenzó a disparar contra la vivienda de los Nieves. Inmediatamente comenzó una persecución policial en la que colaboraron los efectivos de las seccionales Sexta y Séptima. Culminó en el barrio Máximo Abásolo con un hombre detenido y el vehículo sospechoso secuestrado a disposición de la Justicia.
El hombre que está indicado como presunto autor de los disparos fue identificado como Cristian Daniel Chicuy (31). La policía no encontró ningún arma de fuego y ayer se esperaba la orden judicial para una requisa en el vehículo secuestrado.
El segundo jefe de la Comisaría Cuarta, Raúl Jones, informó que el conductor del vehículo habría logrado escapar a pie antes de ser interceptado por la policía por lo que también se trata de identificarlo.

EL MIEDO DE LOS VECINOS
La madrugada del martes 8 de diciembre de 2015 una bala pegó contra una precaria casa vecina a la de los Nieves, en Pérez y Angelelli del Quirno Costa, frente al bulevar de "La Saladita". Atravesó la frágil pared de chapa y terminó con la vida de Anahí Copa, quien estaba amamantando a su hijo de un año. El plomo le ingresó por la espalda y le salió por el pecho. El mismo proyectil le lastimó una mano a la criatura y le rozó la mejilla.
Luego del homicidio de Anahí, Sandra Copa pidió a través de las páginas de El Patagónico que las autoridades políticas reubiquen a la familia Nieves para evitar nuevas víctimas inocentes de este tipo de enfrentamientos armados.
Contó que Anahí y otra vecina llamaban a la policía cada vez que había tiroteos. "Vivía más en el piso que caminando. Tenía que esconderse", contó Sandra sobre la vida en el lugar.
Por el homicidio de la joven están detenidos Rodrigo Alexis Soto y Diego Armando Serrano, pertenecientes al grupo en disputa contra los Nieves.
El viernes último a Ricardo Alvarado, alias "Richi", un tribunal colegiado le revocó la prisión domiciliaria que había conseguido un día antes. Se lo acusa de haber baleado en las piernas a Jorge Nieves (25).
Según el relato fiscal, Nieves recolectaba verduras cuando apareció Alvarado a bordo de un Volkswagen Gol, acompañado de otra persona y disparó contra Nieves, dejándolo malherido.
Y también se lo acusa de haber herido a Aldo Núñez (37), quien de madrugada caminaba por Florencio Sánchez a la altura del 2.900, cerca de la casa de Alvarado. Según la Fiscalía, este salió de una vivienda y amenazó con un arma a su víctima. "Te gusta hacer la denuncia a vos", le habría dicho y le efectuó cuatro disparos que lo dejaron en grave estado de salud.
Por ambos casos, Alvarado fue imputado por los delitos de abuso de arma en concurso real con homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en grado de tentativa.
La disputa entre los grupos siguen y según la policía, ayer cuando quisieron hacer la inspección ocular en el lugar de las detonaciones los Nieves no colaboraron con los efectivos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico