Fue promulgada la ordenanza de exención impositiva para los afectados por el temporal

Se accederá al beneficio con la presentación del certificado de catástrofe y la realización de un trámite en la comuna. Alcanza a impuestos y tasas municipales por 180 días.

El Ejecutivo municipal promulgó ayer la ordenanza de exención impositiva, durante seis meses, para los ciudadanos afectados por el temporal. El beneficio, al que accederá tras la presentación del certificado de catástrofe y la realización de un trámite en la comuna, prevé la exención de impuestos y tasas municipales por 180 días. El beneficio podría ser prorrogado por otros seis meses.
El Poder Ejecutivo municipal promulgó ayer la ordenanza de exención impositiva que por seis meses aprobó el Concejo Deliberante el jueves de la semana pasada y que había llegado a la intendencia en la tarde del último martes.
Hoy, junto a la promulgación, se publicará la reglamentación de la ordenanza que en función de los efectos y daños que dejaron en esta ciudad las intensas lluvias que se registraron entre el 29 de marzo y 6 de abril, establece que los vecinos afectados por el fenómeno climático no paguen los impuestos y tasas municipales durante los próximos seis meses.
El lunes se habilitaría en el municipio, y posiblemente en dependencias móviles en los barrios más afectados, el registro para que los ciudadanos puedan presentar su solicitud para acceder a ese beneficio. Aquellos que tengan el certificado de catástrofe solo deberán firmar una declaración jurada.
Los que no tengan el certificado deberán presentar alguna documentación fotográfica que acredite los daños y completar la declaración jurada que se tiene que presentar para acceder al beneficio, desde el lunes 15 de mayo hasta el viernes 30 de junio.

IMPUESTOS Y
TASAS ALCANZADAS
El proyecto aprobado establece que todos los ciudadanos realmente afectados pueden acceder al beneficio. Algo que es importante ya que, la iniciativa que originalmente había elaborado el Ejecutivo, establecía la zonificación, señalando en concreto los barrios más afectados, entre otros, como: Juan XXIII, Pueyrredón, Laprida, un sector del Mosconi.
La ordenanza plantea la eximición por 180 días para el Impuesto Inmobiliario, Derecho de Ocupante y Tasa de Higiene Urbana. También se estableció una prórroga en el pago de pavimento y cordón cuneta.
Respecto a los comercios, en el impuesto de los Ingresos Brutos la ordenanza otorga la exención a aquellos que sufrieron daños sustanciales y para los que tengan una facturación anual menor a 4.800.000 pesos durante el periodo fiscal 2016. Los que superen ese monto, reciben una prórroga en los vencimientos por un lapso de seis meses, hasta diciembre de 2017, cuando podrán cancelar esas obligaciones al contado o con un plan de hasta doce cuotas, sin interés por financiación.
También se estableció para los damnificados una eximición del pago de las obligaciones de tasa de higiene urbana, se prorrogó el vencimiento de Ingresos Brutos y tasa de comercio, y se difirió, por 180 días, el pago de cuotas correspondientes a planes de pago por la contribución de pavimento y/o cordón cuneta.

POCO MAS DE
$40 MILLONES
El subsecretario de Ingresos Brutos y Fiscalización, Pablo Francavilla, indicó ayer a El Patagónico que el cálculo previo que se hizo en el municipio es que esta exención representará una disminución de los ingresos en poco más de 30 millones de pesos en seis meses, en lo que respecta al impuesto inmobiliario y tasa de higiene.
En lo que respecta a Ingresos Brutos y si bien todavía falta el detalle fino que surgirá del empadronamiento, se calcula que cerca de 280 comercios podrían acceder al beneficio total, algo que representaría –en seis meses- una disminución en la recaudación de 13.440.000 pesos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico