Fue a ver al Indio Solari, se quedó sin plata y tomó de rehén a una mujer

El mendocino José Alberto González había ingresado a robar un kiosco frente a la terminal de Tandil y tomó de rehén a una mujer. Habló con su madre por teléfono y le dijo que no podía volver a tierras cuyanas.

Un mendocino que había ido a Tandil al recital del Indiio Solari, se atrincheró en un kiosco por dos horas y tomó de rehén a una mujer. Explicaba que no tenía forma de volver a su casa.

El hecho ocurrió en la noche de ayer, en un comercio ubicado frente a la terminal de Tandil. El delincuente, identificado como José Alberto González, intentó robar un kiosco, pero sus planes se vieron frustrados gracias a la intervención de un vecino, que dio alerta a la policía. Con la llegada de la policía, González tomó del cuello a la chica y la amenazó con un cuchillo.

El jefe de la Departamental, Eduardo Quintela, obró como mediador, llegando a llamar a la madre de González para que éste depusiera su actitud. El lugar se vio rodeado de móviles de la comisaría Primera, Policía Local, GAD y una ambulancia del Hospital Ramón Santamarina.

El mendocino estuvo atrincherado por dos horas. Pidió la presencia de los medios, habló por teléfono con su madre y explicó a las autoridades que no podía volver a su casa. Luego de entregarse, los testigos lo increparon: "Vos no sos ricotero, sos un chorro".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico