Fueron allanadas tres viviendas por la agresión a Miranda

En el marco de la investigación que se inició a partir de las graves lesiones que sufrió Miguel Alejandro Mirando, quien permanecía anoche con pronóstico reservado, la juez de turno autorizó una serie de requisas domiciliarias que fueron solicitadas por el fiscal general a cargo de la guardia.
Los procedimientos se realizaron en tres viviendas particulares y fueron autorizados a partir de las 19 con un límite de tiempo que no podría excederse de las 23.
Las fuentes judiciales consultadas por El Patagónico confirmaron que los procedimientos tuvieron como objetivo la búsqueda de evidencias, en especial, rastros de sangre en prendas de vestir u objetos contundentes que pudieran haber sido utilizados para golpear a la víctima.
De resultar positivo alguno de esos operativos, se procedería a la detención de los sospechosos.
Al cierre de esta edición la policía continuaba abocada a las requisas domiciliarias en procura de obtener prueba incriminatoria.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico