Fuerte repudio a la participación de Aldo Rico en los festejos por el Bicentenario

Rico aseveró que no lo había invitado nadie: "¿quién me tiene que invitar, de dónde tengo que recibir órdenes para ir a un desfile?", manifestó. Y señaló que es un civil y que el vehículo de tipo militar con que desfiló "era un auto particular que pertenecía a un coleccionista".

Organismos de derechos humanos, movimientos sociales y políticos y también de ex combatientes repudiaron la participación de Aldo Rico, líder del alzamiento "carapintada" de Semana Santa contra el gobierno de Raúl Alfonsín, en el tramo de ex combatientes de Malvinas que fue parte del desfile militar de Avenida del Libertador realizado el sábado en los festejos por el Bicentenario de la Independencia.
La presencia del ex jefe "carapintada" también originó críticas al gobierno nacional por dejarlo participar pero el ministro de Defensa, Julio Martínez, afirmó que "nadie lo invitó" y dijo que buscará "la forma de que no esté" el año próximo, a la vez que, en declaraciones radiales, pidió "no perder tiempo con él".
Por su parte, el diputado nacional Ricardo Alfonsín, hijo del ex presidente y también de la UCR , rechazó primero en twitter y después en declaraciones radiales la presencia de Rico en el desfile en Libertador, "pero no por ser el hijo de Raúl Alfonsín, sino porque Rico atentó contra la democracia".
"Me parce difícil de entender, de explicar, que se reunieran en un mismo acto posiciones tan simbólicas, tan fuertes, en la conmemoración del 9 de Julio de todos los argentinos con el Operativo Independencia, cuyos miembros están siendo juzgados por delitos de lesa humanidad y el movimiento carapintada", expresó.
En cuanto al propio Rico, aseveró que no lo había invitado nadie ("¿quién me tiene que invitar, de dónde tengo que recibir órdenes para ir a un desfile?, manifestó) y señaló que en la actualidad es un civil y que el vehículo de tipo militar con que desfiló "era un auto particular que pertenecía a un coleccionista, no al Ejército".
En sentido opuesto, las críticas más ásperas provinieron de organismos de derechos humanos como la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), Madres de Plaza de Mayo y la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (Correpi), aunque también de una parte de los ex combatientes y de la oposición política.
"Manifestamos nuestra más profunda preocupación y repudio" ante la presencia de "represores y militares carapintadas" en los desfiles que se organizaron durante el fin de semana con motivo del Bicentenario de la declaración de la Independencia, expresó un comunicado de la CPM.

"DESFILE DE ASESINOS"

Hebe de Bonafini, presidenta de Madres de Plaza de Mayo, responsabilizó a su vez al gobierno: "Macri nos golpea donde más nos duele: en los hijos (...) Hacer desfilar a los asesinos de nuestros hijos, a Rico, hacer desfilar a estos tipos es como volver a matar a nuestros hijos".
Por su lado, la Correpi relacionó la participación de Rico con el hecho de que en Tucumán "desfilaron integrantes del Operativo Independencia, el plan genocida" iniciado en 1975 cuyas víctimas fueron "en un 75% obreros de fábrica y surco de la industria azucarera" y otros trabajadores.
Finalmente, centros de ex combatientes de varias provincias agrupados en la Mesa de Coincidencias Malvinas (Mecoma) rechazaron la participación de Rico y otros militares implicados en delitos de lesa humanidad en los desfiles oficiales del Bicentenario, de los que no fueron parte.
"Los ex soldados conscriptos rechazamos esta convocatoria. Los colimbas tenemos memoria y continuamos esperando que el Poder Judicial de la Nación investigue las terribles violaciones a los derechos humanos cometidas en Malvinas contra los soldados", argumentaron en un comunicado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico