Fuerte repudio a la represión en la marcha anual de las mujeres

El domingo, a poco de concluir el Encuentro Nacional de Mujeres, las manifestantes que participaban de la marcha de cierre fueron reprimidas por la policía cerca de la Catedral rosarina.

La comisión organizadora del 31 Encuentro Nacional de Mujeres repudió "enfáticamente cualquier tipo de represión" luego de los incidentes ocurridos frente a la Catedral de Rosario, en el marco de evento que congregó a 90.000 personas en esta ciudad santafesina. "Repudiamos enfáticamente cualquier tipo de represión", señalaron las mujeres en un comunicado oficial difundido por redes sociales.
La Comisión cuestionó la represión ejercida por las fuerzas de seguridad en la intersección de las calles Buenos Aires y Santa Fe y sus alrededores, en inmediaciones de la Plaza 25 de Mayo, a metros de la Catedral.
El comunicado agrega que "los hechos sucedidos durante la marcha, principalmente, pusieron en riesgo la seguridad y la vida de las miles de mujeres" que se autoconvocaron a una de las ciudades más populosas del país.
Los incidentes ocurrieron poco después de las 22 del domingo cuando un grupo de mujeres se desprendió de la columna principal de la marcha del Encuentro Nacional, que tenía como destino el Monumento a la Bandera, para apostarse frente a la Catedral donde una decena de hombres rezaban un rosario. "Esta Comisión Organizadora trabajó durante 11 meses para garantizar que éste Encuentro sea exitoso, pacífico y seguro", aclararon las organizadoras en el mensaje.
La diputada del Frente de Izquierda, Myriam Bregman, explicó en diálogo con Radio 10 que la marcha recorrió 40 cuadras de la ciudad santafesina y en un breve trayecto pasó por el frente de la Catedral. "La columna nuestra venía más atrás, pero muchas compañeras que venían adelante corrieron cuando se desató la represión. Era una marcha absolutamente tranquila", dijo y recordó que el año pasado en Mar del Plata los incidentes se produjeron con un grupo neonazi.
"Siempre están estos grupos de provocadores dentro de las Catedrales y la policía siempre los vigila y los custodia. La marcha era tranquila y multitudinaria y terminó en una represión. Hay que encontrar a los responsables y es importante que se investigue. En Mar del Plata tardaron un año en identificarlos", afirmó la legisladora.
"Algunos medios buscan el titular de incidentes, pero fue una represión. La marcha fue enorme. Las mujeres tenemos mucho que reclamar a la jerarquía de la Iglesia católica que es una de las que impide que en la Argentina haya aborto legal, seguro y gratuito, que permita que no sigan muriendo 300 mujeres por año", subrayó la dirigente.

NO ES CASUAL
Una de las organizadoras del 31 Encuentro Nacional de Mujeres en la ciudad de Rosario, María José Gerez, dijo que le parece "demasiado" que se responsabilice "a la comisión organizadora" por los hechos de violencia ocurridos anoche frente a la Catedral de Rosario, donde hubo represión con balas de goma y heridos.
"Responsabilizar a la comisión organizadora por situaciones que no tenemos manejo alguno, me parece demasiado. Trabajamos en un montón de tareas de organización", dijo Gerez esta mañana.
La secretaria de género de la CTA Autónoma de Rosario, e integrante de la Comisión Organizadora, dijo que "será el fiscal quien tendrá que ver si somos las mujeres (las que produjeron los incidentes) o si hubo algún tipo de provocaciones o algo del orden de lo armado".
"No es casual que en los últimos dos encuentros se produzca represión", añadió en declaraciones a Radio Dos de Rosario.
"Algo ha pasado en los últimos dos años que pasa esto", señaló Gerez en relación a la masividad de los encuentros y su posible "molestia a algunos actores sociales".
El domingo, a poco de concluir el Encuentro Nacional de Mujeres, las manifestantes que participaban de la marcha de cierre fueron reprimidas por la policía cerca de la Catedral rosarina.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico