Funcionaria de Salud denunció a ATE por escraches y amenazas

La directora del Area Programática Sur del Ministerio de Salud, Mariana Fernández, denunció ayer a la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y a su titular, Gerardo Coronado, por "amenazas, hostigamiento y agresión a los bienes públicos". Fue por las pintadas en su contra que aparecieron ayer en las paredes y vereda de la delegación. El sindicalista reconoció la autoría de los escraches pero desmintió haber amenazado a Fernández.

En un hecho sin demasiados precedentes, la directora del Area Programática Sur del Ministerio de Salud, Mariana Fernández, presentó ayer a la mañana, en la Seccional Primera de Policía, una denuncia contra la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y su titular, Gerardo Coronado, a quien acusó de "amenazas, hostigamiento y agresión a los bienes públicos".
La sede del Area amaneció ayer con pintadas en la vereda y una prolija pegatina en contra de Fernández, a quien se lo definió como "una maltratadora profesional", "experta en cesantías" y poseedora de un "magister en persecución laboral".
Apenas observó las pintadas y pegatinas, Fernández llamó telefónicamente a Coronado a quien invitó a limpiar la pegatina, algo a lo que el sindicalista se negó y generó un diálogo que, según la doctora, fue amenazante.
"Coronado me dijo que me iba tener que ir. Cuando le pregunto si me está amenazando, me contesta: 'tomalo como quieras'", relató a Radio Del Mar Fernández, quien de inmediato decidió radicar la denuncia en la Seccional Primera.
El problema entre Fernández y el gremio se originó por la finalización de contratos dispuestos por el Ministerio de Salud y un posterior pedido de documentación efectuado por ATE, que la profesional se negó a entregar.
"No puedo entregar esa documentación porque es personal, no tiene nada que ver con el gremio. Como no les gustó la respuesta, me hicieron esta pintada, en la que también colocaron fotos que sacaron de mi Facebook. Más allá de que se trata de una agresión cobarde, me siento amenazada", indicó Fernández, quien hizo responsable a Coronado y a ATE "de todo lo que pueda pasarme".

UN "ESCRACHE"

En respuesta, el titular de ATE aseguró ayer que "lo único que hizo el gremio fue un escrache. En ningún momento la amenazamos", indicó Coronado, que aseguró tener testigos del diálogo aludido por Fernández ya que "tuve la prevención de poner el celular en altavoz", explicó.
"Hace una semana que le venimos reclamando la documentación que justifique el despido del doctor Julio Soria. Como no nos contesta y nos miente, decidimos hacer el escrache que no deja de ser un tema anecdótico, el tema central son los despidos de personal", sostuvo.
Para Coronado las cesantías dispuestas por el Ministerio "son arbitrarias y deben revertirse. No vamos a dejar que haya un solo despido, estamos hablando de familias que se quedan sin sustento y de un servicio que cada vez tiene menos recurso humano. Si Fernández o el Ministerio no dan respuestas, seguiremos con este tipo de acciones", advirtió.
En el mismo tono, el sindicalista reiteró que "no hubo amenaza alguna. Es más, ella fue la que nos dijo: "si ustedes quieren guerra, la van a tener", y por eso salió con esta denuncia que no tiene sentido y que nosotros vamos a enfrentar con otra denuncia por falsedades".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico