Funcionario nacional calificó al municipio de Caleta como "el más obsceno del país"

Lucas Delfino afirmó también que los intendentes de esta provincia que gobernaron hasta fines de 2015 "estuvieron acostumbrados a que el Gobierno nacional les girara recursos para gastos corrientes y esto llevó a una irrealidad".

Caleta Olivia (agencia)
El subsecretario de Gestión Municipal del Ministerio del Interior, Lucas Delfino, dijo que la crisis financiera que afrontan las comunas santacruceñas se debe a que por muchos años estuvieron acostumbradas a que Nación les girara recursos para pagar sueldos y que Caleta Olivia representa "lo más obsceno de los 1.200 municipios del país".
El funcionario hizo estas declaraciones desde Buenos Aires, al ser contactado por la FM Dimensión de El Calafate, luego que a principios de semana mantuviera una reunión con algunos intendentes de esta y otras provincias.
De la misma también tomó parte el titular de la cartera del Interior, Rogelio Frigerio, quien no hace mucho tiempo dijo que los patagónicos gastaban tanto gas para calefaccionarse en la época fría del año porque vestían remeras.
Delfino confirmó además que ahora Nación ya no enviará más dinero para gastos corrientes para ningún municipio del país, incluyendo a los que responden políticamente al lineamiento macrista.
"En esta nueva Argentina, el esfuerzo que estamos haciendo para ordenar las cuentas a nivel nacional también deben hacerlo las provincias y los municipios", remarcó.
En ese contexto, evaluó que las comunas santacruceñas "están dentro de la situación más compleja del país y la expresión más clara es Caleta Olivia que tiene un gran desorden financiero a tal punto que representa lo más obsceno de 1.200 municipios del país".
Y para rematar sus dichos, afirmó que los intendentes de esta provincia que gobernaron hasta fines de 2015 "estuvieron acostumbrados a que el Gobierno nacional les girara recursos para gastos corrientes y esto llevó a una irrealidad".

DESMIENTE A PRADES
Por otra parte, desmintió al intendente Facundo Prades quien había comentado en varias oportunidades que para sanear finanzas, el Gobierno nacional le había pedido que proceda a despedir a unos 1.500 empleados.
"Esto no es cierto; a ningún intendente le pedimos que eche empleados", afirmo Delfino, quien también reparó que el municipio caletense tiene ingresos por 30 millones y gastos corrientes por 90 millones, lo que se produce por "una irresponsabilidad de intendentes anteriores que plantearon una situación que no es posible", muchas veces vinculada a la "locura electoral".
Al mismo tiempo aseguró que Nación tiene "vocación de ayuda" y que las reuniones como la que se celebró a principios de semana con algunos intendentes forma parte de esa intención "pero tienen que acomodar sus municipios y comenzar a trabajar para hacerlos viables".
Finalmente reiteró que el Gobierno nacional quiere "que los municipios se ordenen y que los vecinos puedan vivir mejor, pero en una situación real, porque esto a la larga o la corta iba a explotar. Es una situación social muy compleja".









Las declaraciones de Lucas Delfino, funcionario del Ministerio del Interior, generaron disímiles comentarios en Santa Cruz, principalmente en Caleta Olivia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico