Fundación Si volvió a Comodoro para entregar herramientas y electrodomésticos

Desde esta mañana los voluntarios de Fundación Si se encuentran clasificando y repartiendo aquello que se pudo comprar con el dinero recaudado en el Recital de "Ciro y Los Persas" y en las colectas realizadas desde el primer día de la catástrofe de Comodoro Rivadavia.

Hoy se cumplen dos meses desde que el temporal cambió la vida de cientos de comodorenses, la ayuda desde entonces llega de diversas formas a Comodoro Rivadavia. La ONG, Fundación Si fue una de las primeras en arribar a la ciudad para desplegar un relevamiento en el barrio Juan XXIII y en los establecimientos escolares damnificados.

Ahora, después del masivo recitar brindado por el ex líder de Los Piojos Andrés Ciro Martínez y tras reunir donaciones en todo el país, la ayuda se convirtió en herramientas, electrodomésticos, material pedagógico para los colegios y materiales de la construcción.

Manuel Lozano, el impulsor de Fundación Si volvió a Comodoro Rivadavia y hoy en diálogo con Radio Del Mar explicó porque la importancia de entregar en primera instancia las herramientas nuevas. "Buscamos dar un orden de prioridad en la catástrofe, recibimos colaboración de empresas pero parece que nada alcanza por eso creemos que cuando se devuelven herramientas a cada familia eso les permite empezar a levantarse de nuevo". Lo que hoy llega a manos de los vecinos son soldadoras, moladoras, compresores, máquinas de coser y herramientas de mano.

Fundación SI.jpg


A partir del viernes se estima que podrán llegar a las familias relevadas: unas 60 heladeras familiares, 7 u 8 heladeras comerciales, una decena de frezzers, 40 cocinas, además de los útiles, libros y elementos básicos que perdieron unas 20 escuelas de la ciudad.

Para Manuel, el momento que ahora se vive en el recuentro con cada vecino "es muy fuerte", porque "hace semanas recorrimos el barrio relevando y la gente siempre piensa que uno no va a volver, pero cuando llegamos con las cosas uno siente esa respuesta y agradecimiento".

Para el voluntario de la Fundación que conoce todo el proceso desde el inicio de la campaña, la compra de los elementos y después la entrega es claro que "con cada cosa material que reciben es todo un gesto de personas que nunca vieron en su vida ni se van a conocer pero les tendieron una mano".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico