Garantizan el sueldo hasta fin de año a los petroleros de SP y SAI

Se trata de un acuerdo que terminarán de elaborar hoy las contratistas con YPF y los gremios. El Sindicato de Petroleros Privados Chubut exige que no "se pierdan" puestos de trabajo en el trayecto de los cambios operativos que tengan que realizar las empresas.

De discutir el Impuesto a las Ganancias hasta principios de 2016, a partir de la crisis del precio internacional del barril los petroleros llegaron a una instancia de pedir garantías en el pago de haberes. Así lo vivieron en la Cuenca del Golfo San Jorge los operarios de SP y San Antonio Internacional que lograron el compromiso de YPF de garantizarles el sueldo hasta el próximo 31 de diciembre. Sin embargo los detalles del convenio se conocerán hoy.
Los principales afectados eran los trabajadores de Chubut que habían sido trasladados a Santa Cruz. Como la compañía redujo el número de equipos de torre dada la baja de la actividad, los chubutenses no pudieron pasar más la frontera en un plan para priorizar a los santacruceños en la contratación.
Otras afectadas son las pymes de servicios. Según pudo saber El Patagónico, los operarios y las contratistas regionales dejaron asentado en las reuniones la poca practicidad de dividir con una frontera la Cuenca del Golfo San Jorge. Las pymes deberían cambiar el domicilio y tributar en otra sucursal, con las dudas de si habrá o no reactivación en 2017.
Sin embargo, el Sindicato de Petroleros Privados Chubut quiere tener el compromiso por escrito y público. Hoy YPF sellará con sus contratistas SP y SAI los convenios con el detalle operativo del movimiento de equipos, los sueldos y el reacomodamiento presupuestario para lo que queda del año.
La idea del secretario general del gremio petrolero, Jorge Ávila, es que pasado mañana todos los actores puedan firmar el pacto. En esos papeles debería quedar asentado cómo será el pago para la mano de obra ociosa, donde la idea del gremio es que al menos reciban el 70% de su sueldo habitual.
En el campo desconfían hasta no ver firmado el pacto. Es que unos 800 trabajadores se encontraban a la deriva por el virtual cierre de la frontera con Santa Cruz y no quieren que en el trayecto del acuerdo algunos de los operarios queden afuera. Así, esperaban que algún equipo en la vecina provincia llegue a Chubut para reubicarlos.
A la vez, las operadoras y las empresas de servicios especiales presionan para avanzar en fuertes cambios en el trabajo petrolero. El gremio lo entiende como una invitación directa a la flexibilización laboral, con polifuncionalidad de operarios, montaje y desmontaje de equipos por la noche y elevar la velocidad del viento donde se suspenden tareas.
Estas reuniones por productividad vienen desarrollándose todo este año, siendo las primeras en proponerlo las socias de la Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (CEOPE). Esta organización logró con el sindicato neuquino un procedimiento preventivo de crisis con más de 2.000 operarios suspendidos y rotando en los equipos que vayan retomando la actividad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico