Gas: prometen más cambios, pero insisten con aumento del 425% en dólares a 2019

El ministro Juan José Aranguren cerró el domingo la audiencia pública por las tarifas de gas prometiendo que se va a considerar todo lo escuchado. Se refirió a revisar la regionalización de los niveles de consumo atendiendo a cuestiones climáticas, a reformular lo que pagan las pymes y el GNC, y a nuevos criterios para acceder a la tarifa social. Pero mantuvo la posición de "recuperar los costos de importación" y en ese sentido dio por hecho la dolarización del precio de gas de aquí en adelante.
Aranguren también anticipó que los cambios no sólo alcanzarán a los hogares. "Tenemos que mantener coherencia y homogeneidad entre lo que paga el residencial, una pyme y el GNC", dijo, aunque también sostuvo que entretanto las facturas que reciben industrias y comercios con el tope del 500% deben pagarse.
Pero mostró que el Gobierno no va a ceder en lo atinente al precio del gas en boca de pozo.
"La Corte no habló de costos, sino de precios", afirmó Aranguren tratando de encontrar un paraguas sobre el aspecto más controvertido de la propuesta oficial: el sendero ascendente que termina en u$s6,78 por millón de btu en 2019 toma como referencia el valor actual del GNL importado y el costo que según YPF tiene producir "shale" gas, pero no tiene en cuenta que el 80% de la producción local todavía proviene de pozos tradicionales.
El Gobierno se apresta dar a conocer los nuevos cuadros tarifarios en los primeros días de octubre probablemente para que entren en vigencia desde ese mismo mes. Tiene a favor que empieza el período en que se usa menos el gas y que los consumidores van a recibir facturas relativamente bajas en comparación con las que recibieron en mayo y junio pasados y las que van a recibir el invierno próximo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico