Gdansk, una ciudad vinculada al mar y con Lech Walesa como referente ineludible

La ciudad de Gdansk, un sitio exótico para el tenis, donde Argentina comenzará a edificar un nuevo sueño en la Copa Davis, tiene una historia estrechamente vinculada al mar, por tratarse de la principal zona portuaria de Polonia, y su referente ineludible es Lech Walesa, quien lideró allí el Sindicato Solidaridad a fines de la década de 1970.
Ubicada a orillas del mar Báltico y a 284 kilómetros de la capital Varsovia, con una población de 460.000 habitantes, Gdansk integra junto a Sopot y Gdynia la "triciudad" que acapara la actividad portuaria del país.
Sus habitantes por lo general se muestran amigables y receptivos, pese a que les cuesta comunicarse con los extranjeros porque pocos hablan inglés, más bien se manejan con el polaco o el dialecto local "kaszubski", similar al alemán.
Lech Walesa, ex presidente de Polonia, se afincó en la ciudad en 1967 y comenzó a trabajar en el Astillero de Gdansk, donde en 1980 lideró una huelga laboral y luego fundó el Sindicato Solidaridad, y es el máximo referente aunque no el único que trascendió a través del tiempo.
En ese contexto, en Gdansk nació Daniel Gabriel Fahrenheit, el ingeniero que sobresalió como físico y creó el termómetro de mercurio más la escala de temperatura que lleva su nombre, y también saltó a la fama, aunque lógicamente con menor relevancia, el actor y director de cine Klaus Kinski.
En invierno el clima oscila entre los cinco o seis grados bajo cero hasta los tres como máximo y la ventaja de tener las aguas descongeladas le permite tener actividad comercial y turística durante los 365 días del año.
Para los argentinos que visitan la ciudad en ocasión de la serie de Copa Davis, se hizo común escuchar "Dzien dobry" (buenos días) o "Dziekwje" (gracias), transitar por veredas de piedra y angostas, y descubrir un lugar que genera un contagio distinto por tratarse de una cultura totalmente diferente, con un frío que llega a doler, pocas horas de sol y la noche que llega rápido, pasadas las 17.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico