Gendarmería disparó contra avioneta narco en pleno vuelo y el piloto escapó en un remís

Más de 450 kilos de marihuana eran transportados en la avioneta procedente de Paraguay y fueron secuestrados cuando aterrizó en una pista clandestina en San Antonio de Areco y que, tras un tiroteo logró despegar y luego fue hallada abandonada en un campo de San Andrés de Giles.

Personal de Gendarmería Nacional y de la Policía de Chaco bajaron a tiros a una avioneta presuntamente narco en la localidad bonaerense de Duggan, donde se incautó la droga que transportaba la aeronave y se detuvo a cinco sujetos, aunque el cabecilla logró escapar en un remís que lo aguardaba en el lugar.
Más de 450 kilos de marihuana eran transportados en la avioneta procedente de Paraguay y fueron secuestrados cuando aterrizó en una pista clandestina en San Antonio de Areco y que, tras un tiroteo logró despegar y, luego, fue hallada abandonada y dañada por los balazos en un campo de San Andrés de Giles, a pocos kilómetros de distancia.
Fuentes policiales informaron que el piloto de la avioneta tuvo que aterrizar de emergencia luego de los disparos que recibió la aeronave cuando intentaba despegar, informó diario Norte de Chaco.
El procedimiento fue ordenado por la jueza Federal 1 de Resistencia, Zunilda Niremperger, y llevado a cabo en la localidad de Duggan, provincia de Buenos Aires, por fuerzas especiales de Gendarmería Nacional de Formosa y Chaco y de Drogas Peligrosas de Chaco.
Los uniformados de ambas fuerzas arribaron ayer al mediodía a un campo de esa localidad del norte bonaerense y mientras se mantenían ocultos realizaban tareas de inteligencia, ya que tenían identificado como una posible pista de aterrizaje ilegal.
Por la tarde, notaron el arribo de una avioneta color celeste y blanco volando a muy baja altura, hasta que finalmente aterrizó. De inmediato, de un monte cercano salieron corriendo varias personas que se acercaron a la aeronave, de matrícula uruguaya, y comenzaron a descargar una serie de bultos. Fue entonces que los efectivos revelaron su posición y dieron la voz de alto a los sospechosos, saliendo en su persecución.
El piloto de la avioneta no lo dudó y puso en marcha nuevamente los motores comenzando un nuevo despegue entre disparos efectuados desde tierra por los agentes, varios de los cuales impactaron en el fuselaje.
La aeronave tomó vuelo pero no pudo llegar muy lejos por los daños sufridos, y su piloto aterrizó de emergencia en la zona de La Esparraguera en San Andrés de Giles.
Allí, el ruido de la avioneta alertó a los pobladores de la zona que dieron rápido aviso a la policía local.
Sin embargo, los efectivos al llegar al lugar encontraron la avioneta pero no a su piloto, quien ayer era buscado de manera intensa y por el cual se advirtió a hospitales de la zona ante la posibilidad de que el sujeto se encontrara herido.
“Estuvimos aguardando el aterrizaje de la avioneta luego de un monitoreo controlado con las fuerzas de seguridad y logramos incautar la droga y detener a los responsables. Las tareas de inteligencia y la reserva alrededor del operativo fueron fundamentales para garantizar el éxito del procedimiento”, explicó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, en un comunicado de prensa.
En el lugar se secuestraron 16 bultos con un total de 450,867 kilogramos de marihuana y se logró detener a 6 integrantes de la banda, 5 de ellos de nacionalidad paraguaya y un argentino.
La droga incautada y los detenidos quedaron a disposición del juzgado federal en Formosa, y es probable que mañana sean indagados por el juez federal subrogante Juan Carlos Vallejos.
La aeronave, de acuerdo a medios paraguayos, registraba vuelos clandestinos sospechosos en el mes de febrero en ese país, señalaron las fuentes de la investigación.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico