Gendarmes "protegieron" el acceso norte de Caleta pero el corte se instaló en el sur

La llegada de gendarmes de élite con la misión de impedir que fuera bloqueada la Ruta 3 en el acceso norte a la ciudad del Gorosito no disuadió a unos 200 manifestantes quienes decidieron desplazarse hasta el acceso sur para plantar un piquete durante dos horas.

Caleta Olivia (agencia)
El corte de la principal vía terrestre de la Patagonia comenzó alrededor de las 10 y fue protagonizado por docentes, algunos empleados municipales, operarios de la Fundación Santa Cruz Sustentable, desocupados de la construcción afilados al SITRAIC y militantes de partidos políticos de izquierda.
La medida de fuerza en demanda de la regularización del pago de sueldos, tanto a trabajadores que dependen de la provincia como del municipio, había sido resuelta el miércoles por la noche durante la tercera marcha de antorchas que recorrió las calles céntricas.
Inicialmente el corte estaba previsto en el acceso norte, pero debido a que los efectivos del Grupo Móvil 4 de Gendarmería Nacional que arribaron desde General Acha (La Pampa) se apostaron de manera intimidatoria en ese lugar, los manifestantes decidieron evitar incidentes y se desplazaron hacia el sur, a la altura del Parque Industrial.
Vale recordar que los operarios de la Fundación Santa Cruz Sustentable habían bloqueado el jueves la ruta frente a la playa de tanques de Termap y desde Provincia les habían prometido que ayer iban a cobrar dos meses de sueldos adeudados, pero ello no se cumplió.
Una de la voceros, Celeste González, dijo que la última tramitación se iba a realizar en el Tribunal de Cuentas, pero el mismo jueves por la noche se produjo un principio de incendio en el edificio de ese organismo, lo cual "fue la excusa perfecta para no pagarnos".

QUEMA DE CUBIERTAS Y PANFLETEADA
Además de quemar cubiertas en las banquinas, desplegar banderas y y pancartas con frases críticas, sobre todo al gobierno provincial, distribuyeron cuatro panfletos a choferes de camiones y automovilistas por los cuales se exigía el pago en tiempo y forma de salarios, el derecho a la educación, el servicio de justicia y una solución definitiva al abastecimiento de agua a la ciudad.
Los mismos también fueron entregados a un oficial de Gendarmería que se acercó al sitio del piquete para notificarlos de que la obstrucción a la libertad de circular por la ruta constituía un delito y que tenía directivas de la justicia federal de requerirles que al menos dejaran libre uno de los carriles.
De todos modos, el corte fue flexible ya que se liberó el paso cada 30 minutos y no hubo restricciones para gente que necesitaba circular por casos de urgencia.
Luego, probablemente evaluando que al lugar podrían llegar los gendarmes del grupo antimotines, decidieron retirarse minutos después del mediodía.
Antes de ello, acordaron volver a concentrarse el lunes en la plazoleta del Gorosito, donde a partir de las 19 se realizará otra protesta, esta vez con un "cacerolazo".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico