Giallombardo pegó en el momento justo en la TRV6

Mauro Giallombardo apareció en el momento justo. Poco a poco fue superando las instancias iniciales de clasificación mostrando un auto que fue de menor a mayor a lo largo de todo el trabajo del sábado. El joven nacido en Bernal llegó al último corte clasificatorio luego de haberse quedado con la etapa previa y esto habría una gran incógnita sobre la posibilidad de quedarse con la Pole.

Es que el andar de Matías Rodríguez y lo demostrado por Agustín Canapino en los ensayos previos hacía prever que la parte final de la clasificación podía ser una cerrada lucha.
La historia no fue diferente y los minutos finales mostraron una cerrada lucha entre estos protagonistas con la suma de Mariano Altuna que se mostró competitivo pero sin poder acercarse a la punta lo mismo que Gabriel Ponce de León que durante este fin de semana se mostró con altibajos permanentes al igual que Matías Rossi.
Sin dudas los trabajos realizados en los días previos a la competencia fueron fundamentales para este objetivo alcanzado. Mauro se había quedado con la pole en Río Cuarto ganando esa competencia y luego no pudo sostener el buen nivel que lo llevó en el inicio del Campeonato a ser uno de los autos a batir.
Agustín Canapino intentó sobre el final de la tarde despojar a Giallombardo de la primera colocación pero las condiciones del neumático y de la pista se modificaron y ya nada fue lo mismo impidiéndole al piloto de Arrecifes lograr quedarse con una nueva pole para él. Matías Rodríguez fue otro de los que pudo pelear intentando hasta el final. El joven de San Isidro fue veloz pero debió conformarse con el tercer lugar en pista.
Cuando la bandera a cuadros Mariano Altuna debía dejar su unidad a un costado del trazado producto de la falta de combustible sin poder buscar un último intento.
Pero la historia no terminó con la bandera a cuadros. Luego de finalizar la actividad en pista la revisión técnica del auto de Agustín Canapino dejaba una noticia importante. Una cinta mal pegada en el auto del campeón obligaba, por reglamento al retiro de sus tiempos dejándolo en la última colocación de la grilla de partida de hoy.
En consecuencia la segunda posición fue para Matías Rodríguez mientras que tercero pasaba a ser Mariano Altuna dejando a Gabriel Ponce de León en la cuarta posición.
Hoy la final se disputará a 60 minutos más una vuelta más y obligará a los equipos a estudiar detalladamente la estrategia con el consumo de combustible. Las dimensiones del taque de combustible demandarán una detención casi obligada ya que es muy difícil que se llegue al final de la competencia con una sola carga.
Una vez más la categoría propone el desafió de a estrategia. Una vez más se deberá pensar muy bien el planteo de competencia desde el mismo momento de la largada.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico