Gimnasia aplastó a Quilmes y volvió a sonreír

El equipo "mens sana" se recuperó así de la derrota que había sufrido ante Ferro. Anoche debutó en el dueño de casa el escolta Juan Manuel Rivero en lugar del lesionado Leonel Schattmann. Mañana, el "Verde" se vuelve a presentar desde las 20 ante Argentino de Junín que anoche perdió en Río Gallegos ante Hispano Americano (74-70).

Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia derrotó anoche como local a Quilmes de Mar del Plata por 92-68 en uno de los partidos que se jugaron por una nueva jornada de la fase inicial de la Liga Nacional de Básquetbol.
El partido, que se jugó en el Socios Fundadores, fue arbitrado por Sergio Tarifeño y Oscar Britez, y tuvo parciales por cuarto de juego de 22-14, 43-30 y 63-51.
Poca gente se acercó al Socios Fundadores para ver la recuperación del "Verde", que sumó su tercera victoria en la actual temporada de la Liga Nacional. En la presentación de los equipos fue reconocido el ex Gimnasia, Diego Cavaco. El comienzo del encuentro lo encontró como dominador y con una gran tarea de Mathew Shaw -13 puntos-, manejó el tanteador. La visita no fue clara a la hora de atacar, desperdició varias ofensivas y perdió pelotas cuando el local exigía en defensa. Si bien el "Verde" también tuvo algunas distracciones en ataque, con el correcto manejo de Nicolás De los Santos y lo aportado por Diego Romero viniendo del banco, pudo irse al primer descanso ganando 22 a 14.
Quilmes, que llegó tarde a la ciudad a raíz del paro de pilotos de líneas aéreas, repartió el goleo y no tuvo un jugador que se destaque sobre al resto.
El segundo parcial empezó parecido, ya que los marplatenses no encontraban volumen de juego. Gonzalo García rotó el banco y tuvo sus primeros minutos en cancha el debutante Juan Manuel Rivero –reemplaza al lesionado Leonel Schattmann-, que junto a Jonathan Machuca le dieron movilidad y puntos a la ofensiva. Por su parte, el extranjero Lotanna Nwogbo se adueñó de la lucha en los rebotes y fue el goleador del equipo en el cuarto, con seis tantos. Para los dirigidos por Javier Bianchelli fueron importantes los triples de Eric Flor y Enzo Ruiz para no irse de partido. Se fue al vestuario ganando 43 a 30.
Al regreso, se jugaron diez segundos y el encuentro fue parado unos instantes por problemas con el reloj de 24 segundos. Luego Gimnasia siguió defendiendo bien y Nwogbo creció en ambos lados de la cancha. Quilmes, en el afán de descontar y que el "Mens Sana" no se escape, se impacientaba con la pelota y en la elección de los tiros. La puntería de Ruiz y Flor en los lanzamientos externos fueron vitales para que Gimnasia no liquide el pleito antes del último parcial. El conjunto local, con tranquilidad, triples del "Pitu" Rivero y un inspirado Nwogbo, siguió manejando el partido para entrar al desenlace ganando por doce.
El último cuarto lo abrió O'Louis Mc Cullough con un doble. El técnico García apostó por tener doble base en cancha y el equipo hizo correr el balón. Pasado dos minutos, Romero recibió un foul de Ivory Clark, que protestó y también se llevó una falta técnica. Gimnasia lo aprovechó y con un triple de Juan Fernández Chávez, estiró a 20 la ventaja para cerrar tranquilo el juego. Los marplatenses, sumamente desconcentrados, continuaron perdiendo fácil el balón y permitieron contras rápidas para seguir abultando el resultado. Mañana enfrentará en el Socios Fundadores a Argentino de Junín, que lo venció en la apertura de esta temporada.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico