Gitanos compraban lechones con dólares falsos y un cheque robado

María Vidal de Pasqualetti, de la granja "La Agustina" de Bella Vista Norte, fue víctima de una estafa por parte de una pareja de gitanos de apellidos Traico y Gallardo que le compraron más de 35 mil pesos en lechones con billetes de dólares falsos y un cheque robado.

María Vidal de Pasqualetti trabaja incansablemente en la granja "La Agustina", ubicada en Bella Vista Norte, en donde junto a otros emprendedores buscan crear una asociación que los nuclee. La mujer contó a El Patagónico que la semana pasada descubrió que una pareja de gitanos le había pagado lechones con 1.500 dólares falsos. Incluso se habían llevado 14 lechoncitos para una supuesta fiesta de la comunidad, pagándole con un cheque robado de 14.200 pesos. La mujer les hizo precio por la magnitud de la operación comercial.
Al descubrir la estafa, trató de tenderles una trampa y por eso cuando fueron a comprarle el fin de semana llamó a la Policía.
Los gitanos llegaron a la granja porque el año pasado la mujer le había comprado un vehículo a otro integrante de la comunidad y éste a su vez incitó a otros zíngaros para que le comprasen lechones. Por eso todos los fines de semana la visitaban para comprarle algún lechón.
Los Pasqualetti son jubilados y viven de la cría de porcinos en la zona oeste de la ciudad y su posterior venta. La granjera le contó a este diario que un integrante de la familia Traico y una mujer identificada como Andrea Gallardo –a quien conocen como "Manzana"- fueron finalmente sorprendidos por la Policía de Laprida.
Desde la comisaría no se brindaron datos al respecto debido a que se trata de una causa que instruye la Justicia Federal.
"Nosotros sellamos, tenemos boleta, somos monotributistas. La gitana 'Manzana' me daba muchos abrazos y me decía 'hola gordita' y me fue 'laburando'... y nosotros somos jubilados que vivimos de esto. Esa venta de lechones era para comprar el forraje de los otros cerdos: 1.500 dólares, todos falsos. Con el cheque llegué al dueño de la chequera y me dijo que se lo habían robado", denunció públicamente María.
La mujer comentó que el damnificado del robo de la chequera cree que los gitanos habrían estado estafando a algunos chacareros en Sarmiento.
Una vez que fueron demorados por la Policía, a los sospechosos se les secuestró el vehículo y el dinero, como así también el cheque robado.

"ERA TODA UNA MARAÑA"
Se le dio intervención a Drogas Peligrosas y la Justicia Federal que comprobaron a través de las técnicas de luz ultravioleta y reactivos químicos que se trataba de dólares apócrifos. "Yo contenta los iba guardar porque pensaba 'algún día van a subir', y estas miércoles te cagan como quieren" se quejó María una vez que comprobó que la especulación no era lo suyo.
"Era toda una maraña de cagar a la gente y nadie les hace nada. Le secuestraron el auto, estuvieron seis horas detenidos y la fiscal dijo que no había pruebas; que los larguen ya. Yo quedé con sorpresa y bronca", dijo la damnificada. Es que ahora se pregunta quién le devolverá los 30 lechones que los gitanos se comieron durante los dos meses. La mujer perdió 35 mil pesos en animales.
"Me preguntaron si yo tenía habilitación, si tenía permisos para vender. La otra anda repartiendo dólares y paso a ser la delincuente yo ahora", dijo la mujer que es histórica referente en la zona por su trabajo en la granja.
"A mí me cagaron gratuitamente, me vinieron a robar y desde el juzgado dicen que supuestamente no tienen pruebas suficientes, que la causa se cayó" dijo la víctima.
"La Justicia está hecha para el chorro, el delincuente y no para los que trabajamos honestamente y eso te duele" expresó María. "Nosotros perdimos, ya se comieron los lechones" resumió la mujer. Los sospechosos están en libertad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico