Gobernadores respaldaron el nuevo proyecto de reforma de Ganancias

La compensación para las provincias de 7.000 millones de pesos será en Aportes del Tesoro Nacional y cubrirá de forma automática el déficit que estaba saldado en el Presupuesto 2017.

El Gobierno nacional acordó ayer con los gobernadores el proyecto para reformar el impuesto a las Ganancias consensuado el lunes con la CGT, que incluye una compensación de 7.000 millones de pesos para las provincias, y espera su sanción definitiva el jueves.
La compensación para las provincias de 7.000 millones de pesos será en Aportes del Tesoro Nacional (ATN) y cubrirá de forma automática el déficit que estaba saldado en el Presupuesto 2017.
Luego de la reunión con representantes gubernamentales y la gran mayoría de los mandatarios provinciales en el Salón de los Escudos de la Casa Rosada, el Gobierno celebró que haya primado la "racionalidad y la sensatez" frente a la "irresponsabilidad" del proyecto que ya tenía media sanción en Diputados y fuera impulsado por la oposición.
En rueda de prensa, el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, destacó el acompañamiento de "los representantes de los trabajadores" durante la reunión del lunes y el consenso logrado hoy con los gobernadores, que "ayudaron a parar la pelota" y "reencauzar" una reforma del impuesto que "a nuestro juicio era muy mala" porque "dinamitaba el Presupuesto 2017".
Sobre el financiamiento del impuesto, explicó que saldrá exclusivamente del gravamen al juego, que recaudará 6.000 millones de pesos y que se han dejado de lado otros tributos como proponía el proyecto anterior, entre los cuales gravar la renta financiera y reimplantar las retenciones a la minería.
Para el próximo año habrá una "medida transitoria" para compensar a las provincias con "una parte de los Aportes del Tesoro Nacional (ATN) que se financian con el impuesto a las Ganancias y que van ser destinados durante el 2017 para cubrir la diferencia entre el acuerdo que alcanzamos y los 27.000 millones de pesos que se habían establecido en el Presupuesto 2017".
El ministro de Hacienda y Finanzas Públicas, Alfonso Prat-Gay, explicó que el acuerdo tendrá un impacto fiscal de alrededor de 34.000 millones de pesos, y que "el compromiso del Presidente es mantener la palabra a los gobernadores de que ese acuerdo no va a tener ninguna modificación desde el punto de vista financiero de las provincias".
A modo de ejemplo, Frigerio resumió que, con la propuesta consensuada con la central obrera y los gobernadores, "aquel que con un sueldo bruto de cincuenta mil pesos pagaba hasta hoy por impuesto a las ganancias cinco mil cuatrocientos pesos, con esta reforma que hemos consensuado, pagaría mil setecientos".

"LAS COSAS EN SU LUGAR"
Además de Frigerio y Prat-Gay, participaron de la rueda de prensa los gobernadores de San Juan, Sergio Uñac; de Río Negro, Alberto Weretilnek; de Mendoza, Alfredo Cornejo, y de Córdoba, Juan Schiaretti, quien señaló: se han "vuelto a poner las cosas en su lugar sobre los presupuestos nacionales" y el proyecto "reduce las inequidades del sistema tributario".
Con el nuevo mínimo, los trabajadores alcanzados por el impuesto en la primera parte de la escala pagarían un tercio de lo que pagan actualmente y queda exento el aguinaldo de quienes perciban un sueldo en bruto de 37.000 pesos, a la vez que habrá otras deducciones por horas extras, viáticos y días no laborables como los feriados, que se suman a otro beneficio para los trabajadores de la Patagonia, quienes tributarán el impuesto a partir de 45.140 pesos de sueldo bruto.
Prat-Gay, en tanto, anunció que tributos como la renta financiera, suprimidos definitivamente de este nuevo proyecto sobre Ganancias, formarán parte de la discusión futura en el marco de un "debate sobre una reforma integral del sistema tributario" y que para avanzar en ese sentido "hay que hacerlo de manera cuidadosa para no afectar el ahorro ni confiscar rentas que no son rentas".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico