Gobierno admite que "habrá que ponerse más vigilantes" para controlar precios

El Gobierno dispuso normas que obligan a los establecimientos comerciales a diferenciar el precio de los productos al contado en efectivo del de cuotas con tarjetas de crédito, con lo cual el consumidor puede evaluar el costo financiero de sus compras.

El secretario de Comercio, Miguel Braun, estimó que con el nuevo régimen de transparencia los precios "van a ir bajando", aunque no descartó que "tal vez, algún comerciante se va a querer avivar y decir 'subo el precio'", por lo que "habrá que ponerse más vigilantes".
Braun remarcó que "acá lo que tiene que primar es la competencia" y por eso "la gente va a ir al comerciante que tiene mejores precios; los comerciantes son vivos, pero los consumidores también y nos damos cuenta de cuando uno nos quiere estafar, y esto nos va a facilitar la tarea".
Por otra parte, ratificó en declaraciones a radio Continental que los planes "Ahora 12" y "Ahora 18" "van a continuar como hasta ahora".
El Gobierno dispuso normas que obligan a los establecimientos comerciales a diferenciar el precio al contado en efectivo de los productos del de cuotas con tarjetas de crédito, con lo cual el consumidor puede evaluar el costo financiero de sus compras en un marco de mayor transparencia en el comercio.
La Resolución 51 - E de la Secretaría de Comercio recuerda la prohibición de efectuar diferencias de precio entre operaciones al contado y con tarjeta que se realicen en un solo pago, establecida en el inciso C del Artículo 37 de la Ley 25.065.
En los considerandos de la Resolución 51 - E, se destaca que "en la actualidad es frecuente la publicidad de venta de productos bajo la modalidad de cuotas 'sin interés', siendo esta modalidad especialmente atractiva para los consumidores".
En ese sentido, menciona que "el hecho de que no se diferencie el valor total de la suma de las cuotas del precio ofrecido por compra al contado, no implica que el costo de la financiación sea nulo", y que "en la estructura actual de financiamiento en cuotas, el costo financiero está implícito en el precio de los productos y servicios".
Considera la Secretaría de Comercio que "tal modalidad impide la transparencia, dificulta la competencia en precios y perjudica a los consumidores con menor acceso a medios de pago electrónicos, que en general son los consumidores de menores recursos, lo cual implica un impacto distributivo regresivo".
Gobierno admite que tal vez, algún comerciante se va a querer avivar y decir 'subo el precio'", por lo que "habrá que ponerse más vigilantes".

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico