Gobierno, gremios y empresas acordaron negociar un bono con un piso de $2.000

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, coordinó la reunión tripartita. El monto final se discutirá por sector. No se determinó la inclusión de trabajadores estatales y habrá otras dos reuniones: una en noviembre y otra en diciembre.

Luego de una cumbre de más de tres horas, el Gobierno llegó a un acuerdo con los representantes de la CGT y de los empresarios para que ambas partes negocien un bono de fin de año con un piso de $2.000, que se definirá sector por sector, tal como anticipó Ambito Financiero. No se analizó el caso de los estatales.
Funcionarios del Gobierno nacional, integrantes de las cámaras empresariales y dirigentes de la CGT unificada se reunieron en Casa Rosada de cara a la negociación por el bono de fin de año. Tras este primer encuentro volverán a sentarse el próximo 15 de noviembre y luego el 15 de diciembre.
"Esto es un documento político, no es un decreto, ni una orden judicial. Lo que sí manifiesta es un acuerdo de todos los que fueron hoy", afirmó el jefe de Gabinete, Marcos Peña, tras la reunión de más de tres horas con representantes de empresas y sindicalistas.
A la conferencia de prensa en Casa Rosada que encabezó Peña también asistieron los ministros de Trabajo, Jorge Triaca; de Hacienda, Alfonso Prat Gat; de Producción, Francisco Cabrera; y el secretario de Coordinación Interministerial, Mario Quintana, quienes participaron de la reunión "Diálogo para la Producción y el Trabajo" junto a los líderes de la CGT.
Los funcionarios aclararon que el acuerdo no contempla a los trabajadores estatales. Además, dieron a entender que a raíz del bono no se avalará la reapertura de paritarias, como reclaman algunos sindicatos, y confiaron en que el paro de la CGT, cuya fecha nunca fue definida, quedará sin efecto.
Al respecto, Peña sostuvo: "Creemos que se ha podido avanzar en todos los temas que se abordaron. Estimamos que este acuerdo contempla la posibilidad de superar esta discusión (el paro)".
Triaca dijo que será el Ministerio de Modernización, a cargo de Andrés Ibarra, el que analice la posibilidad de entregar un bono a los empleados del sector público nacional y afirmó que el Ejecutivo "respeta la autonomía" de las provincias y, por lo tanto, no le impondrá el pago del mismo "a ninguna jurisdicción".
"La economía dejó de ser inflacionaria y se compite en todos los mercados", destacó Cabrera. A su vez, Peña aclaró sobre la mesa de diálogo: "La paritaria es libre por sector, esto no lo altera. Pero aspiramos a que sea un espacio que se consolide".
"Argentina viene de muchas décadas en que no ha podido resolver su estructura de desarrollo. No se la puede definir si no estamos todos en la misma mesa", agregó.
Al ser consultado por el paro de bancarios en el que reclaman la reapertura de paritarias, el ministro ratificó que "la CGT en este acuerdo le da la posibilidad de definir un bono que le permita cerrar el año 2016". "En el caso de que eso avance el motivo de ese paro es innecesario", agregó Triaca.

PROXIMAS REUNIONES
El jefe de Gabinete, Marcos Peña, encabezó el encuentro. La reunión, que se inició a las 10, se llevó a cabo en el Museo del Bicentenario, contiguo a la Casa de Gobierno, y participaron también el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana; y los ministros de Hacienda, Alfonso de Prat Gay; de Trabajo, Jorge Triaca; de Producción, Francisco Cabrera; y de Desarrollo Social, Carolina Stanley.
Por la CGT, participaron los integrantes del triunvirato de secretarios generales, Carlos Acuña, Héctor Daer y Juan Carlos Schmid, junto a otros dirigentes sindicales.
Pablo Moyano, titular del gremio de Camioneros; Roberto Fernández, de UTA; y Armando Cavalieri, de Comercio, fueron algunos de los grandes ausentes del encuentro.
En tanto, la Iglesia envió ayer a una carta al presidente Macri agradeciendo y valorando la convocatoria a la mesa del diálogo con la CGT y empresarios, que se lleva a cabo en la Casa Rosada.
"Valoramos esta convocatoria a la Mesa por la Producción y el Trabajo que hace al bien y el desarrollo de nuestra amada Patria", afirmó la Iglesia en un pasaje del texto.
Además, manifiesta: "Reconocemos que han asumido un camino de encuentro y de diálogo que la Argentina espera y necesita".
La carta enviada al jefe de Estado lleva las firmas del presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, José María Arancedo; y del secretario general, Carlos Malfa

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico