Godoy y Chávez estuvieron debajo de las cien primeras y abandonó Peralta

Las atletas argentinas Rosa Godoy y Viviana Chávez quedaron ayer por debajo de las cien primeras clasificadas en el Maratón femenino de los Juegos Olímpicos Río de Janeiro 2016, mientras que María de los Angeles Peralta, que corrió lesionada, abandonó, en una competencia que estuvo signada por una gran cantidad de deserciones por deshidratación y golpes de calor.

La cordobesa Godoy fue la mejor en el puesto 110 (2:52:31), la sanjuanina Chávez la siguió en la posición 125 (3:03:23) y la marplatense Peralta abandonó cuando promediaba el kilómetro 20 y se situaba 146ta.
La ganadora del Maratón fue la keniata Jemima Jelagat SumGong, con un tiempo de 2 horas, 24 minutos y 4 segundos, seguida de la bahreiní Eunice Kirwa (2:24:13) y de la etíope Mare Dibaba (2:24:30).
Rompiendo con la tradición de que el Maratón culmina en el Estadio Olímpico, los organizadores de Río 2016 eligieron que el recorrido finalizara en el Sambódromo luego de recorrer los lugares más emblemáticos de la capital carioca.
A diferencia de cómo se hace normalmente, la competencia no se inició temprano, para aprovechar las bajas temperaturas y que el sol todavía no está en su esplendor, sino que se inició a las 9:30, cuando el calor se hacía sentir, y finalizó en pleno mediodía, con un cielo libre de nubes y cuando los rayos solares lastimaban la piel, obligando a todos a buscar reparo de cualquier manera.
Con una temperatura que rondaba los 30 grados y una humedad del 80 por ciento, no extrañó que las competidoras se desplomaran desmayadas apenas cruzaron la línea de meta y tuvieran que ser trasladadas en camillas a los centros de atención o sufrieran golpes de calor, sobretodo atletas europeas de países poco acostumbrados a temperaturas tan tropicales.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico