Golpe de Estado en Turquía: el Ejército anunció que tomó el poder

Anoche, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, dijo "sigo siendo el comandante en Jefe del Estado turco", "los golpistas van a pagar muy caro" y pidió a los ciudadanos que salgan a las calles a defender la democracia.

A través de un comunicado, el Ejército turco afirmó que "se hizo cargo totalmente para restaurar la democracia". La nota del Estado Mayor indicó que "todos los acuerdos internacionales serán vigentes".
A través de un bando, el Ejército de Turquía le ha pedido a la población regresar a sus hogares y mantenerse allí a resguardo.
"El poder en el país ha sido tomado en su totalidad", indicó el comunicado del grupo disidente del Ejército leído en los medios. Luego otro comunicado en la cadena pública decretó el toque de queda y la Ley Marcial.
Poco antes, la agencia Anatolia confirmó que "el general Hulusi Akar, jefe del estado mayor del Ejército, es rehén de los militares golpistas que intentan un levantamiento".
El Ejército calificó al presidente Recep Tayyip Erdogan como un "traidor" al acusarlo de haber establecido un "régimen autoritario del miedo".
Además, en el comunicado leído por la televisión turca, asegura que a partir del golpe el país será gobernado por el llamado "Consejo de Paz en Casa" para darle "a todos los ciudadanos todos los derechos y restablecer el orden constitucional".
Los primeros rumores de asonada en Turquía comenzaron cuando el primer ministro de Turquía, Binali Yildirim, había dicho que había un aparente golpe militar en la capital, Ankara. "Hay probabilidad de un levantamiento militar", dijo Yildirim.
"Se trata de un grupo dentro del Ejército que se ha alzado", dijo el jefe de gobierno, quien admitió que esos militares habían "rodeado algunos edificios importantes". "Quienes lo han hecho pagarán un alto precio. No haremos concesiones en la democracia", prometió Yildirim.
La agencia turca Dogan señaló que numerosas ambulancias habían acudido al cuartel central del Estado Mayor donde según testigos se habían oído tiroteos. Según el diario digital T24, el edificio donde se halla el centro de los servicios secretos turcos había sido tiroteado desde un helicóptero.
Un gran contingente de policía se ha desplegado en Ankara y ha cerrado los accesos a la céntrica plaza de Kizilay. Al mismo tiempo, unidades de la Gendarmería cerraron las dos puentes sobre el Bósforo en Estambul, impidiendo todo tráfico de la parte asiática a la europea de la ciudad, informa la cadena NTV. También se han desplegado tanques cerca del aeropuerto de Atatürk en Estambul, agregó la misma emisora.
Los dos puentes que cruzan el estrecho del Bósforo en Estambul fueron cerrados, impidiendo todo tráfico de la parte asiática a la europea de la ciudad. Mientras que aviones militares sobrevolaban Ankara a baja altura. La televisión mostró imágenes de tanques fuera del aeropuerto internacional Ataturk de Estambul.
Los medios locales y la cadena CNN-Türk confirmó una movilización "extraordinaria" delante de la sede del Estado Mayor del Ejército.
Por su parte, la Organización de las Naciones Unidas confirmó que el movimiento militar que se inició ayer en Ankara, Turquía, es un golpe de Estado, informaron la CNN, el canal RT y otros medios.
Anoche, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, dijo "sigo siendo el comandante en Jefe del Estado turco", "los golpistas van a pagar muy caro" y pidió a los ciudadanos que salgan a las calles a defender la democracia, via Facetime, una aplicación para celulares, según imágenes transmitidas por el canal de televisión privado CNN Turk.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico