Golpeó a su madre, le pegó un botellazo a su hermana y agredió a dos policías

Oscar Ñancupel Uribe fue detenido ayer tras protagonizar una madrugada de furia. Encerró en un baño a su madre de 78 años y la golpeó porque se negó a darle dinero para comprar más alcohol. Cuando su hermana llamaba a la policía, le pegó con una botella en la cabeza. Incluso le rompió el parabrisas al patrullero de la Seccional Cuarta y le causó lesiones a dos policías.

Oscar Ñancupel Uribe, de 48 años y con antecedentes por narcotráfico en Chile, fue detenido ayer pasadas la 1:50, cuando le pegó a su madre, a su hermana y también agredió a dos policías. Sucedió en una vivienda familiar de pasaje Turcovich al 2.300 en el barrio Ceferino Namuncurá.
Luego de comparecer en la audiencia de control de detención y formalización de la investigación en su contra y ante la falta de denuncia por parte de su familia, ayer pasado el mediodía Ñancupel recuperó la libertad quedando a disposición de la Oficina Judicial.
Según informó la policía de la Seccional Cuarta, su hermana los llamó por teléfono en la madrugada de ayer para alertarlos que estaba golpeando a su madre de 78 años a quien había encerrado en un baño. De acuerdo a la policía, la madre se había negado a darle plata para que siguiera tomando.
La mujer quedó golpeada en el suelo y en estado de shock. Mientras, Ñancupel lejos de calmarse le asestó un botellazo en la cabeza a su hermana y cuando llegó la policía recibió al patrullero 653 arrojándole todo tipo de elementos desde lo alto de una terraza. Les tiró bloques, sillas y hasta una mesa.
El patrullero sufrió el destrozo del parabrisas y sus ocupantes, dos suboficiales, sufrieron algunas escoriaciones y traumatismos. El hombre finalmente fue reducido y quedó a disposición de la Justicia, mientras que su hermana fue hospitalizada debido a los traumatismos.

"METRALLETA"
Ñancupel Uribe estuvo detenido por un largo tiempo en los calabozos de la Policía Federal junto a otros ocho presos que le temían, según fuentes de esa fuerza. Allí se hizo conocido como "Metralleta".
Había sido capturado por la fuerza federal el 3 de marzo de 2009 en la misma vivienda donde fue aprehendido ayer. Esa vez por un pedido de captura internacional por narcotráfico que había solicitado Interpol de Chile.
Ahora es investigado de oficio por la policía y la fiscalía luego del incidente de violencia intrafamiliar que protagonizó ayer. Fue imputado por "daños, lesiones, amenazas, atentado y resistencia" a la autoridad.
Desde la Comisaría Cuarta se pidió al Ministerio Público que se solicite a la Justicia que el imputado costee los daños ocasionados en el móvil policial que quedó fuera de servicio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico