Gómez quedó detenido por el homicidio del Stella Maris y le efectuarán un ADN

Juan Manuel Gómez fue imputado por el homicidio agravado del sereno José Luis González y quedó detenido con prisión preventiva por 30 días. La Fiscalía tendrá medio año para culminar la investigación. Su ADN será cotejado con el material genético que se levantó en el lugar del asesinato, entre lo que se incluyen vellos de manos y sangre.

El control de detención de Juan Manuel Gómez (19) se llevó a cabo ayer en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia. La audiencia se inició a las 12 del mediodía y fue presidida por la juez penal de turno, Daniela Alejandra Arcuri. En representación del Ministerio Público Fiscal actuaron Marcelo Crettón y el funcionario, Cristian Olazábal. En tanto, el imputado fue asistido por las defensoras públicas, María Cristina Sadino y María de los Angeles Garro.
En ese contexto, la parte acusadora solicitó que se declare legal la detención, destacándose que se llevó a cabo con orden judicial mediante y pidió que se formalice la apertura de investigación preparatoria por el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en los términos de los artículos 79, 41 bis y 45 del Código Penal. Es por el asesinato ocurrido entre la noche del martes y la madrugada del miércoles y que tuvo como víctima a José Luis González (29), sereno de la empresa Sur Hydraulics.

TRES DISPAROS
Al respecto, se indicó que el autor se presentó en el predio ubicado en avenida Gatica 925, rompió un vidrio y con un arma de fuego efectuó tres disparos, uno de los cuales impactó en la cabeza de González causándole la muerte; otro atravesó la chapa y el restante quedó incrustado en el tráiler.
El fiscal refirió que se levantó material genético en el lugar, como vellos de los dedos del posible autor, además de manchas de sangre que trazaron un camino desde el tráiler hasta el portón y el patio trasero de la casa de Gómez. En coincidencia con ello, el sospechoso tiene una herida cortante en uno de los nudillos de su mano izquierda, manchas de sangre en el pantalón que llevaba puesto al momento de la detención y también en otro pantalón que se encontró en su habitación.
Además, entre los elementos secuestrados en la casa de la madre del imputado figuran una escopeta recortada de doble caño, las partes de un arma de fabricación casera y cuatro vainas servidas calibre 32, dos de las cuales estaba en el frente de la vivienda y otras dos en el patio trasero; cinco teléfonos celulares y dos pantalones.
En cuanto a la medida de coerción, el fiscal pidió un plazo de cuatro meses de prisión preventiva, y de seis meses para investigar.

PEDIDO DE LIBERTAD
A su turno, la defensa no cuestionó la legalidad de la detención, ni la calificación jurídica propuesta por el acusador, pero reclamó la libertad de su pupilo a quien le asiste el estado de inocencia y sostuvo que también podría ser una prisión domiciliaria.
En cuanto a la sangre que fue encontrada, la defensora sostuvo que Gómez tiene un corte en el nudillo y no le resultó convincente que esa herida pueda dejar una gotera de sangre a lo largo de tres cuadras, lo que le hizo suponer la existencia de otra persona en el lugar del hecho. En tanto, no se puso objeción a la prueba sobre ADN que realizará la Fiscalía.
Tras escuchar a las partes, la juez declaró legal la detención y formalizó la apertura de investigación por el delito de homicidio agravado por uso de arma, otorgándole seis meses a la Fiscalía para investigar y 30 días de prisión preventiva para cautelar el proceso. Además, ordenó un amplio informe socioambiental en la casa de la madre del imputado, ante una eventual morigeración.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico