Gonzalo Higuaín volvió a ser el mismo "Pipita" de las finales

Gonzalo Higuaín llegó a los Estados Unidos con el récord histórico de 36 goles convertidos por Nápoli en la pasada Liga italiana, por lo que el técnico Gerardo Martino le dio la titularidad en la Copa América Centenario, pero como en las dos finales anteriores el 'Pipita' volvió a ser protagonista negativo del seleccionado argentino.
Quedó estigmatizado ante el hincha argentino en 2014 por un gol perdido frente al seleccionado de Alemania en la final del Mundial de Brasil y la noche del domingo volvió a probarse el traje de villano en New Jersey.
Tuvo la oportunidad de reivindicarse en la Copa América de Chile 2015, cuando le quedó servida la definición sobre los 45 minutos del segundo tiempo, tras una habilitación de Ezequiel Lavezzi. Sin embargo no alcanzó a conectar el balón con justeza casi debajo del arco y entonces el partido se extendió a los 30 minutos suplementarios y la posterior definición por penales.
En la serie de definición rápida, su remate se fue alto, por encima del travesaño, lo que volvió a permeabilizarlo a las filosas críticas de los hinchas, algo que siguió hasta esta Copa América Centenario.
El domingo, cuando parecía que estaba todo dado para por fin convertirse en el héroe que todo centrodelantero sueña ser, volvió a recuperar un balón, como en el partido de cuartos de final ante Venezuela que terminó en tanto suyo, y encaró al arquero chileno Claudio Bravo, pero aunque este le achicó el arco, otra vez definió sin 'tiza' en el pie derecho y el balón se fue muy cerca del palo derecho.
Tuvo oportunidades el 'Pipita' en las últimas tres finales que disputó el seleccionado argentino, tantas como las que le dio Martino en esta Copa América Centenario, pero las fue dilapidando una a una.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico