Grabich no tuvo un buen día y quedó afuera de semifinales en 100 metros

El santafesino, que nadó en la segunda serie, finalizó sexto y quedó a solo 20 centésimas del último clasificado a las semifinales, el estadounidense Adrian Nathan, que hizo un tiempo de 48.58.



El nadador argentino Federico Grabich fue eliminado ayer en las series de los 100 metros libres de los Juegos de Río de Janeiro, tras concluir en la vigesimosegunda posición en la clasificación general, con un tiempo de 48.78 segundos, pero se mostró satisfecho por su desempeño en el Estadio Olímpico Acuático.
Grabich, que nadó en la segunda serie, finalizó sexto y quedó a solo 20 centésimas del último clasificado a las semifinales, el estadounidense Adrian Nathan, que hizo un tiempo de 48.58.
"Estaba muy confiado en entrar en semis, pero no fue así", dijo Grabich, quien debutó el sábado pasado en los Juegos de Río en la prueba de 200 metros libres, donde no logró meterse en la final, y tenía mejores perspectivas para la prueba de ayer a la mañana.
El santafesino agregó: "creo que corrí 75 metros al mejor nivel. Faltaron los últimos veinticinco. Venía bien posicionado. No sé cuál fue el pase de los cincuenta metros.
Lástima que los últimos veinticinco se me apagó el televisor y no los pude sostener".
"Hasta los 75 venía bien, pero, a partir de ahí, empecé a ver que se me escapaba el de al lado y los demás. Sabía que no iba a terminar bien y empecé a darle hasta el final, y que sea lo que Dios quiera", comentó, sin dramatizar, el nadador de 26 años, que tiene claro que "alguien se tiene que quedar afuera. Son cosas del deporte".
El casildense, quien fue campeón en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 en 100 metros libre y subcampeón en los 200 del mismo estilo, no buscó excusas: "No le atribuyo a nada lo que pasó; salió mal la carrera. Creo que arriesgué mucho los primeros cincuenta y el nivel fue mucho más fuerte de lo que se esperaba".
"Estoy contento con haber participado de mi segundo Juego Olímpico, más allá de que no pude cumplir mi objetivo. Siempre es bueno competir a este nivel. Sacamos muchas cosas positivas y otras para ver", puntualizó, resaltando que "el final de la prueba es un punto a mejorar", admitió.
La figura de la jornada en la prueba de 100 metros fue el joven australiano Kyle Chalmers, quien marcó el nuevo récord mundial junior con 47.90, a lo cual Grabich reconoció que "el nivel fue el doble de lo que se esperaba".
"Podría haber estado a ese nivel, porque ya lo estuve. Hoy no pude, pero sobre todo por el final de prueba, ya que todo lo anterior está bien hecho", contó el santafesino, al tiempo que agregó: "estoy muy tranquilo. Sabiendo que entrené para la ocasión. Dejé el máximo que tenía y este es el resultado de lo máximo que pude dar. Con mi entrenadora sabemos que puedo dar más, porque ya lo hemos hecho, pero hoy no pudo salir".
Grabich, que obtuvo un histórico tercer puesto en los 100 libre del Mundial 2015 en Kazán, Rusia, convirtiéndose en el primer argentino en lograr un podio en este torneo, y logró además la medalla de plata en la Copa del Mundo en Doha, Qatar, destacó: "hoy se demostró que desde el 1 al 30 están casi al mismo nivel".
El nacido en Casilda competirá el jueves en los 50 libres: "Sería bueno estar en una semi, pero es la prueba donde más lejos estoy. No creo tener la velocidad suficiente para acercarme a los diez primeros. La meta es tratar de acercarme al record de José, que es 22.18 y estuve a siete centésimas en Toronto".
Por su parte, Virginia Bardach cerró su calvario por la pileta del Estadio Acuático con los 200 metros mariposa, en la que finalizó 26ta. con un tiempo de 2:13:58, y no logró pasar el corte clasificatorio, como tampoco lo había hecho en los 200 y 400 combinados, en las cuales terminó 37 y 31, respectivamente.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico