Grabich quedó al margen de las semifinales en 200 metros libres

El nadador Federico Grabich alcanzó ayer una buena performance en los 200 metros libres, pero no pudo meterse entre los 16 mejores para quedar al margen de las semifinales de la prueba, que se desarrolló por los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

El santafesino, de 26 años, clavó un tiempo de 1m. 47s. 41/100, que le valió situarse en la 22da. colocación entre los 48 que se lanzaron a la pileta del estadio María Lenk, inaugurado en 2007 con los Juegos Panamericanos pero remodelado y modificado para esta competencia olímpica.
El oriundo de Casilda finalizó tercero en la serie número 3 (ganó el austríaco Félix Auboeck) y mejoró en apenas dos centésimas el récord nacional que él mismo había instaurado en agosto de 2015, al cabo del Mundial de Pileta Corta de Kazán, Rusia, cuando cosechó la medalla de bronce en los 100 metros y se erigió en el primer argentino en sumar esa distinción en ese tipo de eventos.
"Estoy bien, la verdad, muy contento. Me hubiera gustado seguir avanzando pero el tiempo me conformó", dijo el santafesino, en rueda de prensa, una vez concluida la prueba.
Grabich, quien en realidad se prepara para intervenir en los 100 metros libres de mañana, declaró que la competencia de 200 le sirvió -además- "para sacarme los nervios del debut y entrar más relajado, a partir de ahora".
El casildense, pese a ello, advirtió que no se guardó nada y sintió "la necesidad de arriesgar" para intentar la clasificación a una siguiente instancia.
"Sabía que si no arriesgaba no iba a ser posible mejorar el tiempo. Me quedé muy conforme con los primeros 100 metros", insistió Grabich, quien también admitió haber sentido "los gritos de toda la pileta" entre los que se hallaban sus familiares directos (madre, novia) y amigos.
"Vine a estos Juegos que son una experiencia maravillosa a concentrarme únicamente en correr. Estamos trabajando para ir un pasito adelante, día a día, y lo estamos logrando de a poco", manifestó.
El mejor tiempo en la distancia lo estableció el chino Yang Sun, con 1m. 45s. 75/100, mientras que el venezolano Cristian Quintero, con 1m. 47s. 02/100, protagonizó la sorpresa, se clasificó decimocuarto y estará en semifinales.
El recordman mundial, el alemán Paul Biedermann (1m.42s.00/100 en Roma 2009), consiguió el segundo mejor tiempo, con 1m. 45s. 78/100.
La natación argentina tendrá hoy a la siguiente exponente en la pileta corta. Se trata de la cordobesa Virginia Bardach, quien intervendrá en la serie 2 de la eliminatoria de los 200 metros combinados, a partir de las 14:01.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico