"Gracias a nosotros los ingleses no volaron parte de la brigada aérea"

En una nota que publicó la agencia Noticias Argentinas, los ex soldados conscriptos Antonio González y Claudio Barcos sostuvieron que el 21 de mayo de 1982 mantuvieron un combate contra comandos británicos que pretendían atacar en la Base Aérea Militar (BAM) de Comodoro Rivadavia durante la Guerra de Malvinas contra el Reino Unido.

González sostuvo que tenía 18 años cuando defendió el enclave donde funcionaba la base de operaciones militares de la Fuerza Aérea Argentina junto a Barcos y a un cabo llamado Daniel Bustos.
El ex conscripto manifestó que el incidente ocurrió durante una noche en la que junto a su compañero de trinchera estaban de guardia, ambos como integrantes de la Compañía Policía Militar Escuadrón Tropa de la VII Brigada Aérea con asiento en Morón, y que provocó que se disparara una alerta roja en Comodoro Rivadavia.
González, quien hoy es un efectivo retirado de la Policía Bonaerense, recordó que en el ataque percibió movimientos extraños en una zona de arbustos cercana a su posición y logró ver a "un grupo comando" que se dispersaba y continuaba avanzando.
El hombre de 53 años aseguró que uno de los atacantes subía por una colina de 50 metros y que a él se le trabó el FAL (Fusil Automático Ligero) por lo que esperó y le pegó con el arma en la cara para luego reducirlo.
Luego de asestarle el golpe al soldado enemigo, el tiroteo continuó hasta que intervino una patrulla de apoyo que contribuyó al retroceso del grupo invasor. "Eran entre 12 y 14", los enemigos, indicó Barcos.
Los ex soldados también detallaron que los atacantes vestían de negro con pasamontañas y un uniforme pegado al cuerpo. "Nosotros agarramos a dos y después se los llevaron los oficiales. A uno le saqué el binocular para ver si era verdad que se veía como si fuera de día y sí, se veía muy bien. Ellos nos veían perfecto", remarcó González.
Asimismo, el ex conscripto recordó que después de aquel incidente los militares que estaban a cargo de la base reunieron a Barcos, a él y al cabo Bustos para exigirles que no contaran lo que había sucedido, porque aquel incidente en la cabecera de pista en la BAM de Comodoro Rivadavia se trataba de "un secreto de guerra".
En consecuencia, González indicó que esa noche los comandantes de la Fuerza Aérea nacional decidieron "sacar a todos los aviones" de la base.
Barcos manifestó que, según le contaron "de adentro", al menos dos británicos murieron en el tiroteo. "Incluso a uno lo vi cuando lo tiraban atrás en un camión", subrayó.
Los ex soldados lamentaron de no gozar de los beneficios previstos por ley para quienes tomaron parte en el conflicto bélico del Atlántico Sur. "Gracias a nosotros los ingleses no volaron los tanques de combustible ni la pista ni parte de la brigada aérea. No estábamos jugando nosotros ahí, estábamos cumpliendo órdenes de guerra. Nos da bronca, porque vos hiciste una acción y no fuiste reconocido por eso", sostuvo González.
Barcos, en tanto, aseguró: "la Fuerza Aérea no negó los hechos, el Ministerio de Defensa tampoco, aunque plantea dudas. El hecho en sí está reconocido, pero no nos quieren dar la pensión. Está reconocido el hecho y así y todo no se divulga", cuestionó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico