Gran despliegue policial en el centro por problemas de "negocios" entre gitanos

Un disturbio de grandes dimensiones se produjo en la tarde de ayer en la zona alta del centro y al menos tres dotaciones policiales debieron tomar intervención para encontrar la calma. El incidente resultó ser el segundo capítulo de una historia iniciada la semana pasada entre dos gitanos que no pertenecen a la misma comunidad, pero que se dedican al rubro de compra y venta de automotores.

El incidente se inició poco antes de las 15 y el escenario fue Dorrego y Francia. En el 510 de esta última calle se encontraba "El negro Maicol" Gamboa, quien habría realizados negocios con el gitano "Cepillo" Villar y al parecer las cosas no resultaron como ambos esperaban.
El drama se desató la semana pasada cuando ambos denunciaron en la Seccional Primera que uno le habría robado al otro. En el medio del drama figura una camioneta nueva que habría sido sustraída y uno de ellos presentó los papeles. La otra parte asegura que compró un vehículo que prácticamente lo pagó de contado y que ya pasó un tiempo prudencial y no se lo entregaron.
Ayer, "Cepillo" se acercó hasta Francia al 500 a reclamar por lo que considera suyo y en el disturbio se produjo un choque, quedaron autos atravesados, a contramano por Francia y otro en la bajada de Dorrego.
Al lugar debieron acudir una vez más los policías de la Seccional Primera y por el tamaño de la gresca fue necesario que asistiera tres móviles con personal, quien lograron frenar la bronca y que la violencia se detuviera allí. De todos modos, uno de los protagonistas terminó con la nariz rota y manchas de sangre en sus prendas de vestir.
El caso que dio origen al hecho de ayer ya había sido convertido en causa judicial, por lo que será la Fiscalía quien lleve a cabo la investigación y determine las correspondientes responsabilidades.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico