Grandes empresas invertirán 200 millones de dólares en obras para el tren Belgrano

Estos proyectos son adicionales al plan de inversiones en infraestructura ferroviaria y vial que encaró el Gobierno para conectar el NOA y NEA con las terminales del litoral fluvial y con los grandes centros de consumo, denominado Plan Belgrano.

Las nuevas obras en la línea de carga del Belgrano, en conjunto con la nueva ley de ferrocarriles del 2015 (conocida como Open Access), dieron el puntapié inicial para que empresas privadas se animen con inversiones millonarias por unos U$S200 millones, que permitirán elevar las toneladas transportadas del ferrocarril hasta 6 millones en el mediano plazo, cuando actualmente la carga transportada no supera más de 1 millón de toneladas.
Estas obras privadas son adicionales al plan de inversiones en infraestructura ferroviaria y vial que encaró el gobierno para conectar el NOA y NEA con las terminales del litoral fluvial y con los grandes centros de consumo, denominado Plan Belgrano.
En efecto, las mismas comprenden la realización de desvíos ferroviarios en origen, instalaciones de descarga en terminales portuarias e inversiones en plantas de acopio de gran capacidad de almacenamiento en terrenos linderos al ferrocarril, entre otras.
Es el caso firmas como Dreyfus (LDC), cuya participación en la logística del movimiento de cargas en el Belgrano es actualmente muy escasa o prácticamente nula.
La firma se sumó al armado de un grupo con otras empresas "que tiene como objetivo incrementar su participación en el transporte ferroviario de cargas de la Argentina, para impulsar el desarrollo eficiente de la agricultura del norte del país", explican.
De esta forma, Dreyfus, junto con ACA (Asociación de Cooperativas de Argentina); el grupo chino proveedor de productos agrícolas Cofco (que en agosto último compró el 100% de la agroindustrial Nidera); Renova (sociedad productora de biodiesel y aceite refinado de la que participa Molinos, Vicentín y Oleaginosa Moreno) y Ledesma, entre otras, prevén invertir alrededor 200 millones de dólares para este tipo de obras arriba mencionadas, revelaron a Télam.
Entre ellas, se incluye la construcción de un nuevo ramal ferroviario que permitirá el acceso de los trenes a las terminales portuarias de Timbúes, al norte de la ciudad de Rosario.
Los empresarios calculan que los 1.600 km de nuevos rieles del Belgrano Cargas impactarán positivamente en las economías regionales, ya que se favorecerán con una notable reducción en sus costos logísticos.
Por su parte, algunas inversiones privadas requieren de contratos con el Estado. De esta forma, durante los primeros nueve meses de la nueva gestión se suscribieron los cinco primeros contratos entre el Belgrano y las empresas por 549 millones de pesos, para concretar las obras de los desvíos que llevan y traen mercadería a la planta privada. "Esos desvíos se hacen de manera que nosotros les damos los materiales y el privado les hace las construcción, para que el desvío llegue al acopio o su planta", precisó Ezequiel Lemos, titular del Belgrano Cargas y Logística, empresa estatal que administra el tren al norte, así como también el Urquiza (Mesopotamia) y el San Martín (Cuyo).
El entusiasmo por la inversión privada se relaciona con las hasta ahora zonas marginales agrícolas, que pasarían a tener costos similares a las zonas centrales, reconvirtiendo al norte en una zona agrícola competitiva.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico