Griesa convocó a una audiencia para el 1 de marzo

Argentina procedió a informarle al juez los resultados de la audiencia del miércoles en la Cámara de Apelaciones, en donde se le concedió a Argentina la posibilidad de girarle los casos a Griesa, para tomar medidas que la beneficien.

El juez de Nueva York, Thomas Griesa, convocó a una audiencia para el 1 de marzo entre los abogados de los fondos buitre y los de Argentina, en respuesta a un pedido del gobierno nacional. El 29 de febrero vence el plazo establecido por el mismo magistrado para que los holdouts respondan sobre la oferta de pago de Argentina.
El gobierno argentino había notificado formalmente a Griesa que la Corte de Apelaciones de Nueva York habilitó al magistrado de primera instancia a avanzar con su "medida indicativa" del pasado viernes, en la que prevé la posibilidad de levantar las restricciones a partir de la derogación de las leyes Cerrojo y de Pago Soberano, al tiempo que solicitó una nueva audiencia "para darle oportunidad a los litigantes a ser escuchados" y puedan apelar si lo desean.
En un documento enviado ayer al juez por el estudio Cravath, Swaine & Moore, también se le otorgó el beneficio de dos semanas de plazo a los holdouts antes de aplicar cualquier cambio, para que puedan presentar una apelación.
Griesa planteó a principios de mes levantar la prohibición al país de emitir nueva deuda externa y de pagarle a los bonistas que ingresaron al canje 2005 y 2010, que no cobran desde mediados del 2014.
El juez, no obstante, antepuso dos condiciones: que la Argentina le pague la totalidad de lo acordado con los holoduts que acepten la oferta oficial hasta el 29 de febrero, y que se deroguen las leyes Cerrojo y de Pago Soberano.
Según informó Télam, el escrito aclara que "se acordó con Argentina un plazo de freno (stay) de hasta dos semanas de cualquier formalización de orden indicativa de la Corte de distrito, para que las partes demandantes puedan presentar una notificación de apelación al cabo de los próximos dos días hábiles".
Estas dos semanas habían sido solicitadas por los fondos buitre, quienes pedían un plazo adicional antes que Griesa aplique su medida bajo el argumento de que ya se había alcanzado con Argentina "los términos económicos de un acuerdo desde el jueves" pasado, y que necesitaban un tiempo adicional para terminar de cerrar dicho entendimiento.

NO CANTA VICTORIA

El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, afirmó ayer que todavía no ha "cantado victoria" en las negociaciones con los fondos buitre.
"No he cantado victoria todavía. Somos muy cautelosos con lo que hacemos, estamos muy convencidos de lo que estamos haciendo, pero somos conscientes de que es difícil de equilibrar", manifestó el funcionario en un foro financiero en Shanghai (China), un día antes de su presentación en la reunión de ministros de Finanzas del G20.
Así lo consignó la agencia EFE, al tiempo que recordó que el gobierno de Mauricio Macri arribó a acuerdos para saldar la deuda con la tercera parte de los fondos de inversión, denominados fondos buitre, que reclaman pagos en tribunales de Estados Unidos.
Prat Gay afirmó que las ofertas presentadas por las autoridades argentinas a sus acreedores son "justas", y recalcó el compromiso del gobierno en resolver el problema de la deuda.
"La determinación de Macri es dejar esto atrás", destacó Prat Gay, quien dijo que la estrategia pasaba por empezar a explicar qué había pasado con los bonos soberanos y las disputas judiciales.
"Mi experiencia en los últimos tres meses, en diferentes foros internacionales, es que la gente normalmente está bastante sorprendida de que la reclamación no es un 100%, es 400%", señaló el ministro.
Prat Gay anunció también que tiene previsto reformar la normativa del Banco Central para garantizar su "independencia de facto", ya que, añadió, la mejor prueba de su dependencia del gobierno es que, desde 2007, el país ha registrado una inflación por encima del 20%.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico