Grupo encapuchado identificado con el RAM provocó destrozos en la Casa del Chubut

Unas 20 personas ayer a la mañana irrumpieron en forma violenta en la Casa del Chubut en Buenos Aires. Lo hicieron con palos, piedras y aerosoles para romper mesas, sillas y electrodomésticos. Además, realizaron pintadas identificadas con la agrupación que lidera el detenido Facundo Jones Huala. Distintos sectores políticos repudiaron el ataque que adjudican a Resistencia Ancestral Mapuche.

El conflicto por la liberación de Facundo jones Huala, detenido en una cárcel federal de Esquel mientras se tramita su extradición a Chile, tuvo ayer una violenta escalada. Es que hubo un ataque en la Casa del Chubut en Buenos Aires que inmediatamente se le atribuyó a seguidores de la organización RAM (Resistencia Ancestral Mapuche).
En plena mañana y a pocos metros del Obelisco (en Sarmiento 1172, entre Libertad y Cerrito), un grupo de entre 15 y 20 personas encapuchadas ingresaron en forma violenta al edificio y provocaron distintos destrozos sin herir a nadie. A esa hora muchas personas efectuaban trámites en el lugar.
En un lapso de cinco minutos el grupo dañó vidrios de puertas y ventanas, cuadros, obras de artistas chubutenses, sillas, mesas, espejos, computadoras, televisores y pantallas LED.
También dejaron inscriptas en las paredes: “muerte a la yuta” y “aparición de El Lechu”, en referencia a la desaparición de Santiago Maldonado del departamento de Cushamen, donde el martes hubo una represión por parte de Gendarmería Nacional.
En ese operativo, el joven que visitaba la comunidad habría sido detenido por la mencionada fuerza que responde a la ministro de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich Luro Pueyrredón.

"UN CAOS TOTAL"
El director general de la Casa del Chubut, Germán Sahagún, calificó el ataque como “un caos total", detallando que eran las 10: 30 y "un grupo de entre 15 y 20 delincuentes ingresaron encapuchados, con palos y piedras muy grande y empezaron a romper todo".
El accionar fue sin mediar ninguna consigna, ni pedir hablar con alguien o dejar algún escrito. La planta baja de la Casa del Chubut quedó destrozada y también "dejaron pintadas del RAM", aseguró el funcionario provincial.
Sahagún detalló que los salvajes "rompieron los vidrios de ingreso, los espejos, le tiraron pintura en la ropa y en la cara a las chicas de mesa de entrada, rompieron las computadoras, los televisores, las pantallas LED y las obras que teníamos como ornamentación que fueron hechas por artistas chubutenses".
El funcionario agradeció que no hubiera heridos, aunque por poco las voladuras de vidrios lastiman al personal del lugar y a quienes tramitaban sus derivaciones médicas. Graficó que los sujetos “tiraron macetas que pesan entre 40 o 50 kilos de un piso a otro y si caían sobre alguna persona la podrían haber matado".
Para Sahagún, la finalidad del grupo era destruir todo lo que se les cruzara, por lo que "es realmente repudiable y muy triste lo que pasó". Aclaró que en el organismo provincial “nosotros no tenemos ningún tipo de seguridad, solo una reja que la bajamos por la noche".
En el mismo sentido, lamentó que "no tenemos por qué tener seguridad porque atendemos pacientes, damos información turística y ofrecemos distintos servicios.
No tenemos por qué tener rejas porque los que necesitan rejas son los delincuentes que vinieron hoy (por ayer) a causar estos destrozos".
El director anticipó que harán la denuncia penal sobre lo sucedido y actuará Fiscalía de Estado como querellante. Analizó que "se le va a dar actuación a la Justicia porque este tipo de actos no se pueden dejar pasar. Fue un hecho delictivo grande y muy grave".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico