Guilford: las negociaciones se retoman el lunes y continúa la medida de fuerza

Mientras se consideraba que ayer sería una fecha clave para los trabajadores de la textil, las negociaciones fueron tensas y no se alcanzó el acuerdo. Continuarán el lunes al mediodía. En tanto, los trabajadores mantendrán las medidas de fuerza ya que si bien en última instancia la empresa accedió a un pago parcial, no completó la totalidad de la quincena adeudada. Los operarios temen por el vaciamiento de la compañía.

Ayer al mediodía, en la sede Comodoro Rivadavia de la Secretaría de Trabajo, se realizó la audiencia de conciliación de partes dictada por ese organismo. Dicha negociación ya había fracasado en la audiencia anterior porque no había comparecido el titular de la empresa Guilford.
Esta vez, con todos los actores presentes, se alcanzó un principio de solución con la cancelación parcial de la deuda que la empresa mantiene con 220 trabajadores, a los que les debe la primera quincena de setiembre, lo que desató la medida de fuerza que continua vigente.
En forma concreta, Guilford ofreció abonar unos $4.000 del promedio de $10.000 que adeuda, aunque los trabajadores continuarán con la medida de fuerza por tratarse apenas de un pago a cuenta de mayor cantidad. Además, la próxima audiencia se fijó para el lunes, cuando ya con octubre en curso se sume una nueva quincena a la deuda salarial.
La oferta empresaria no llegó sino después de más de dos horas de tensas negociaciones de las que participó el secretario de Trabajo de Chubut, Marcial Paz, quien en conversaciones telefónicas con el gobernador determinó que Provincia abonará una ayuda social de $3.000 a cada trabajador, que se suman a los anticipos de $1.000 que ya se habían efectuado.
Para ese momento, los referentes de Guilford seguían sosteniendo la incapacidad de cumplir con sus compromisos laborales en función de una traumática situación económica financiera.
En ese contexto, los trabajadores expusieron una situación de vaciamiento de la sede local de la textil, al denunciar que no solo habían retirado algunas máquinas de la plantasino que retiraron la producción del mes pasado para procesarla en San Luis.
"Fue una audiencia traumática y difícil", resumió Paz. "La prioridad era el salario que la empresa está adeudando a los trabajadores y en primera instancia mantuvo la posición de no contar con fondos para ese crédito laboral y no fue sino después de varias horas de negociación que ofrecieron un pago a cuenta de lo adeudado", manifestó.
Independientemente de la próxima audiencia, fijada como se mencionó para el lunes a mediodía, Provincia continuará el trabajo conjunto entre el Ministerio de Producción y el Banco Chubut para gestionar líneas decrédito blando, apuntando a la reactivación de la empresa y la preservación de la fuente de empleo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico