Gustavo Guerrero habla de un "complot" para dejarlo afuera del Hospital Regional

Continúa la polémica que se desató respecto al manejo de la dirección del Hospital Regional donde hace dos semanas se nombró en forma interna a Luis Cisneros ya que el hasta entonces responsable del centro asistencial, Gustavo Guerrero, se tomó vacaciones y el Ministerio de Salud consideró que había dejado a la institución en acefalía administrativa. Guerrero ya retornó a Comodoro Rivadavia y como lo había hecho desde Brasil, donde viajó de luna de miel, volvió a denunciar ayer que "desaparecieron" los papeles donde figuraba su pedido de vacaciones, lo que lo deja en una situación irregular. Habló de una "cama" para dejarlo fuera de la dirección del hospital y asegura que por esa razón decidió renunciar al sistema público de salud.

La interna desatada en torno a la dirección del Hospital Regional subió de tono ayer y sumó un capítulo más de suerte de novela, con la declaraciones del médico Gustavo Guerrero, quien ya de regreso a esta ciudad habló de traiciones y "camas" para quedarse con el rol directivo. Apuntó directamente contra el pediatra Luis Cisneros, hasta hace poco uno de sus más fieles colaboradores. Insistió en que no dejó al hospital en una situación de acefalía al irse de vacaciones sino que en su reemplazo había dejado a Cisneros.
"Solo bastaba llegar a la ciudad y encontrarme con que toda la documentación que dejé firmada desapareció: mi licencia (anual ordinaria y licencia por boda) y el instrumento con el que se deja a Luis Cisneros a cargo de mi licencia no están, no se ha presentado nada. Los papeles no se pueden extraviar, de eso no cabe duda", acusó ayer quien hasta hace dos semanas detentaba el cargo de director del Hospital Regional y que fue desplazado por una resolución ministerial que designa a su director asociado, Luis Cisneros en el cargo, de modo provisorio.
El diálogo con Radio del Mar, Guerrero cuestionó esa decisión del Ministerio de Salud. Señaló que él había dejado todas las actuaciones administrativas correspondientes dado que iba a usufructuar su licencia anual y la que le correspondía por contraer matrimonio. "Yo dejé una persona a cargo y el ministro de Salud (Leandro González) decretó el 18 de marzo que había acefalía y designó a Luis Cisneros. Llegué ayer a Comodoro y a mí nadie me llamó nunca para decirme nada", reclamó.
Pero el reproche no va solo hacia la esfera provincial sino directamente hacia su compañero de equipo, de quien dijo: "tiene un doble discurso y eso le hace mal al hospital. Dice una cosa y hace otra. El gobierno mismo me saca a partir del 18 de marzo y la gente que yo dejo a cargo son los que siguen en la conducción del sistema. Desaparecieron los papales, algo muy raro y Cisneros recibe un decreto para estar a cargo, y ahora estoy en Comodoro y no recibí ni un llamado de Cisneros, ni tengo un ministro que me diga que sigo trabajando", ventiló.
"Hay un complot entre dirección y el Ministerio, por algo se armó un decreto hablando de dirección acéfala que no era cierto, y es raro que lo decreten sin decirme nada. Soy sanitarista y no político y a las personas que hacemos ruido lo mejor es sacarnos. Por cuestiones obvias debo dar un paso al costado y dejar la salud pública", subrayó.

"ACA NO HAY QUIJOTES"
Tras estas declaraciones, Cisneros prefirió abstenerse de hablar sobre la situación y del vínculo con Guerrero. Sólo manifestó que "se tendrá que hacer responsable de sus acusaciones y demostrar que presentó los papeles y no llegaron a destino, esto queda en manos del Ministerio que es quien debe determinar y explicarle a Guerrero cuál es su situación".
Dijo que actualmente el equipo directivo del hospital se aboca a las mismas tareas que llevan a cabo desde abril de 2015, porque "acá no hay Quijotes ni Superman, sino un equipo de trabaja para sacar adelante a un hospital que está bastante mal visto y estas cosas no nos hacen nada bien", sostuvo.
Mientras que desde el punto de vista administrativo, aclaró que a la dirección no llegó la renuncia de Guerrero, que a él no le ofrecieron quedar a cargo de la dirección y que su compromiso es con el servicio de pediatría. "Las determinaciones las toma el ministro", subrayó.
En tanto, el subsecretario de Salud, Mariano Cabrera, quien estuvo ayer en Comodoro Rivadavia aseguró que desde el Ministerio "nos manejamos por la vía jerárquica y por notas por escrito, los otros son dichos, cuando se presente (Gustavo) Guerrero, si realmente renuncia como corresponde, se verá. Los otros son rumores. Guerrero sigue de licencia y primero se debe resolver eso. Lo otro es mediático y no voy a ahondar en eso", sentenció.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico