Habilitan para consultas la base de datos de los Panamá Papers

"Será probablemente la mayor revelación de datos jamás publicada sobre empresas secretas offshore en el extranjero y la gente detrás de ellas", publicó ayer en su sitio web el ICIJ, la organización periodística, con sede en Washington, que difundió los datos.

El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) habilitó para consultas la base de datos de los llamados Panamá Papers. Desde ayer, cualquier persona podrá buscar los nombres de más de 200.000 empresas, fundaciones y fondos de inversión que operaron en paraísos fiscales desde 1977, aunque existen ciertas limitaciones.
"Será probablemente la mayor revelación de datos jamás publicada sobre empresas secretas offshore en el extranjero y la gente detrás de ellas", publicó ayer en su sitio web el ICIJ, la organización periodística, con sede en Washington, que difundió los datos a las 14 (15 hora argentina). Sin embargo, desde antes del mediodía se podía consultar en el sitio https://offshoreleaks.icij.org
En esta ocasión, sólo se dieron a conocer los nombres de los accionistas, los intermediarios que ayudaron a crearlas y los beneficiarios finales detrás de cada firma. Los administradores de las sociedades quedarán fuera de los datos subidos ayer. "La base de datos no debe usarse a la ligera a atacar a la gente, pero sirve para comprender los problemas sistémicos del mundo de las offshore", afirmó en su perfil de Twitter la titular del ICIJ, la mendocina Marina Walker. La presunción que sobrevuela a toda la investigación es que estas empresas fueron creadas para eludir al fisco de los países de origen de esos capitales.
De acuerdo a Walker, a la cabeza de la investigación por parte del ICIJ, lo que está a disposición del público es una base de datos en la que aparecerán los nombres de las sociedades offshore creadas por el estudio Mossack Fonseca. Por ese motivo no aparece, por ejemplo, el intendente de Lanús, Néstor Grindetti. El ex ministro de Hacienda porteño de Macri fue "administrador" y no accionista de la sociedad panameña Mercier Internacional y estaba encargado de gestionar los fondos de la firma depositados en el banco suizo Clariden Leu Limited, que luego fue adquirido por el Credit Suisse, la entidad que colocó los Bonos Tango.
"La base de datos incluye información sobre empresas, fideicomisos, fundaciones y fondos en 21 paraísos fiscales, de Hong Kong a Nevada en Estados Unidos que se vinculan en más de 200 países y territorios", observó Walker en su artículo en el sitio oficial panamapapers.icij.org. También aparecerán los nombres de las personalidades implicadas y los cargos ocupaban en las sociedades, por ejemplo si eran directores de las compañías o accionistas, así como la dirección postal que la persona involucrada o su representante dieron al estudio panameño a la hora de crear la sociedad. "Esa dirección facilitará la búsqueda por países y puede corresponderse tanto con el domicilio de los implicados como con la base de la compañía", detalló la periodista.
Según informaron desde la organización periodística, no se divulgarán datos personales en masa; ni registros de cuentas bancarias o transacciones financieras, sino que será una información seleccionada de acuerdo al interés público. Los usuarios podrán buscar en offshoreleaks.icij.org y visualizar redes de miles de entidades offshore y, si están disponibles en los registros internos de Mossack Fonseca, los verdaderos dueños de la empresa.

EL ESCANDALO
El escándalo, revelado por el ICIJ junto al diario alemán Süddeutsche Zeitung, abarca más de 11,5 millones de documentos del estudio panameño de abogados Mossack Fonseca, especializado en la gestión de capitales en paraísos fiscales, que salpicó a más de 140 políticos y altos funcionarios de todo el planeta.
Entre los nombres más resonantes, el affaire salpicó a los presidentes Mauricio Macri; al ruso Vladimir Putin; al ucraniano Petro Poroshenko; al primer ministro británico, David Cameron, y a su ex par islandés, Sigmundur Gunnlaugsson, éste último el primero en renunciar por el escándalo.
También figuran en esta filtración de datos - que es 47 veces más grande que la famosa de Wikileaks de 2011- los reyes de Arabia Saudita y Emiratos Arabes Unidos, la hermana del rey emérito de España, familiares de nueve líderes chinos que estuvieron en el poder desde el gobierno de Mao Tse-tung al actual de Xi Jinping, herederos del dictador Francisco Franco, el escritor Mario Vargas Llosa y hasta el astro argentino del fútbol Lionel Messi.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico