Habitantes del Juan XXIII exigieron al municipio que intensifique los trabajos

Alrededor de 50 vecinos del barrio Juan XXIII se acercaron ayer al Predio Ferial para reclamar que el trabajo de las maquinas viales no es suficiente para sacar el barro. También se quejaron por la falta de atención médica y la nula llegada de donaciones para los damnificados. Señalaron que a partir de las 18 el sector es "tierra de nadie" y los robos se multiplican. Hoy habrá una nueva reunión entre vecinos, funcionarios y personal de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada en la plaza 1 de Mayo.

Los habitantes del barrio Juan XXIII decidieron ir ayer por la tarde hasta el Predio Ferial y plantear su molestia sobre el operativo de limpieza que realiza la Municipalidad para retirar el barro, que a 18 días del inicio del temporal aún les imposibilita volver a sus viviendas.
En un principio fueron 20 los damnificados que se acercaron al recinto. En el portón de ingreso dialogaron con un funcionario, pero con el paso de los minutos se fueron sumando otros vecinos del sector.
“Nos dicen que tienen 300 máquinas y nosotros solo vemos una que anda en todo el barrio. No queremos que nos mientan más; queremos que nos digan que van a hacer con nosotros, queremos que nos atiendan adentro, no afuera como si fuéramos delincuentes", sostuvieron los habitantes del Juan XXIII.
Ante la insistencia del reclamo y el malestar de los damnificados, el viceintendente Juan Pablo Luque se hizo presente en el Predio. Lo hizo acompañado por el secretario de Servicios a la Comunidad, Rubén Palomeque; el subsecretario de Seguridad, Héctor Quisle; el subsecretario de Coordinación Económica, Juan Khouri; y los concejales Maximiliano Sampaoli y Guillermo Almirón.
Así con más de 50 vecinos se inició un encuentro un poco más formal que comenzó con la palabra de los damnificados, quienes expusieron sus diferentes planteos como la falta de retroexcavadoras y camiones y la inexistente atención sanitaria.
"A ninguna de las máquinas que dicen que hay en el barrio, nosotros la podemos ver. Estamos cansados de que nos digan que ya van a llegar. Las maquinas si llegan están hasta las 18 y luego no vuelven. En el barrio tienen que estar trabajando las 24 horas porque de otra manera no van a sacar más el barro”, reclamaron los vecinos en ese sentido.
Tras escuchar a los damnificados, el viceintendente aseguró que el municipio está haciendo todo lo posible para tratar de sacar la mayor cantidad de barro, pero los esfuerzos no dan abasto porque "los trabajadores son seres humanos y tienen derecho a descansar".
El secretario de Servicios a la Comunidad Rubén Palomeque, en tanto, detalló cada uno de los recorridos de las máquinas y camiones dispuestos por las empresas que están colaborando en el Juan XXIII y se comprometió a que se cumpla cada uno de los cronogramas de trabajo.
"FALTAN SUPERVISORES"
Los damnificados también criticaron la falta de supervisores en el área para que garanticen las tareas de los maquinistas. “Son las 17 y ellos se van. Tiene que haber un supervisor que nos garantice que van a trabajar y que se hagan las cosas bien porque cuando están sacando barro muchas veces nos vuelven a llenar de barro y es una lucha de nunca acabar”, indicaron.
Además criticaron la falta de atención médica, pese a que hay una gran cantidad de niños que estuvieron expuestos al barro durante días. “Las cloacas entraron a nuestras casas y hay nenes chiquitos que se pueden enfermar. Tienen que mandar un equipo médico para les den remedios o vacunas y evitar que pase algo peor que una inundación”, solicitaron.
Otro punto en el que hicieron hincapié fue la gran cantidad de robos que se producen en el sector después de las 18, ya que los efectivos policiales no tienen los medios para brindar seguridad a todos los vecinos.
“Se va el Ejercito o Gendarmería y el barrio es tierra de nadie. Tenés que andar mirando hacia todos lados para que no te arrebaten o que no te entren a tu casa para quitarte lo poco que tenés", sostuvieron.
"Lamentablemente nos convertimos en un barrio donde los robos son comunes porque nadie hace nada para cuidarnos. Hay vecinos que no pudieron entrar a sus casas por el barro pero los chorros se las ingeniaron para poder sacar un televisor o un microondas", lamentaron.
Los damnificados también reclamaron por la nula llegada de donaciones, ya que muchos vecinos fueron evacuados y recibieron ningún tipo de ayuda. “Acá hay gente que tiene gente evacuada en sus casas y la Municipalidad no ha colaborado con colchones ni nada. Somos nosotros los que tenemos que venir hasta acá para pedir por un colchón. No sabemos en qué cabeza cabe que nosotros tengamos que venir a pedir”, cuestionaron.
Así los pedidos se multiplicaron durante el encuentro. Por esta razón, los funcionarios y los damnificados acordaron que hoy a las 18 se realizará una nueva reunión en la plaza 1 de Mayo, ubicada en Carrero Patagónico, entre Patricios y La Plata. Allí se continuará debatiendo un plan de acción para agilizar los trabajos en el sector.
El viceintendente aseguró que representantes de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada participarán del encuentro y además se comprometió a que hoy se realizará una entrega de donaciones en el Gimnasio municipal 2 para todas los damnificados del Juan XXIII.



Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico