Habitantes de Laprida recibieron asesoramiento sobre la instalación de antenas de comunicación

También se efectuó una reunión similar en el barrio José Fuchs y el próximo encuentro será en Próspero Palazzo. Las charlas están a cargo del ingeniero Miguel Ángel Staiano y del supervisor de obra de la empresa Claro, David Palacios.

Después de cuestionamientos surgidos en diversos barrios de Comodoro Rivadavia por parte de vecinos que temían por las consecuencias no solo visuales sino ambientales de las antenas de la telefonía móvil instaladas en los sectores que habitan, el municipio comenzó con un ciclo de charlas para brindar información y asesoramiento. Estos encuentros comenzaron en el barrio José Fuchs y ayer continuaron en el barrio Laprida. El próximo será en Próspero Palazzo.
Con esa finalidad, la subsecretaria de Medio Ambiente, que dirige Daniel González, se puso en marcha un espacio de información técnica para los ciudadanos. La disertación está a cargo del ingeniero Miguel Ángel Staiano y del supervisor de obra de la empresa Claro, David Palacios.
González explicó: "por determinación del intendente y en virtud de llevar tranquilidad a los vecinos de la ciudad, nos pusimos en marcha para gestionar un encuentro con técnicos que brinden más información sobre la instalación de antenas, las radiaciones y los mitos que surgen al respecto".
De igual manera el funcionario municipal dejó en claro que los expositores van a mostrar a los vecinos cómo se mide la radiación no ionizante y a explicar cuáles son los valores normales que se pueden aceptar y qué es lo que sucede con las ondas electromagnéticas.
"En estos momentos estamos hablando de la instalación de cuatro nuevas antenas –las cuales todavía no están funcionando- y por eso estamos en estos barrios para llevar tranquilidad a los vecinos", insistió.
En ese sentido, el funcionario municipal explicó: "lo primero que se realiza en el barrio es una medición de base en el lugar, para conocer cuáles son los valores de las radiaciones no ionizantes que hay en el lugar antes de la instalación de la antena. Posteriormente, cuando se instala, contrastan los valores y se verifica cual es la frecuencia que está irradiando la antena. Ese valor tiene que dar por debajo de uno valores establecidos. Afortunadamente siempre estamos por debajo de esos valores en Comodoro Rivadavia".

RESPALDO TECNICO

Staiano precisó como disertante: "estas antenas generan una radiación no ionizante, y que por lo tanto no se tienen que confundir con las radiaciones que generan los Rayos X. Estamos hablando de radiaciones que, como lo indica el nombre, no tienen la suficiente potencia para romper el átomo y generar cambios. Lo único que produce es calentamiento, como si fuese luz solar. Pero como en la telefonía celular se utiliza tan poca potencia, ni lo llegamos a ver a la distancia que lo usamos".
Lo que plantean los expertos es que "la distribución de las antenas se realiza en el lugar para que sea baja la potencia y que los celulares se puedan comunicar con las antenas. El problema es que todos usamos celulares y muchos no quieren antenas, pero si tenemos celular tenemos que distribuir bien la instalación porque el celular y la antena es una sola cosa".
Asimismo el ingeniero aseguró: "los niveles de radiación no ionizantes en la ciudad son bajos así que no habría problema sino que están en una etapa muy buena para decirle el despliegue de las antenas. Eso lo tienen que hacer entre las empresas prestatarias del servicio con las autoridades municipales para llegar a un acuerdo para su instalación".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico