Habló el novio de Vanesa: "la atacó sin decir ni una palabra"

Guillermo Cárcamo estaba de novio con Vanesa Farias hace cinco meses. El día en que ella fue atacada por su ex pareja, habían salido a comprar cigarrillos y era la primera vez que se cruzaban. "El tipo no dijo una palabra en ningún momento", recordó Guillermo quien aún no se recupera de la pérdida de su compañera ni del pequeño que ella gestaba.

Hace apenas una semana que la vida de Guillermo Cárcamo, un trabajador metalúrgico, cambió de forma inesperada. Cinco meses atrás empezó una historia de amor con Vanesa Farías, una joven madre de tres chicos, trabajadora y casera, con una historia de vida marcada por la violenta relación que la unía al padre de sus tres hijos: Horacio Atay.

Guillermo lo vio por primera y última vez el día del ataque, cuando salieron a comprar cigarrillos con Vanesa y se cruzaron con Atay, quien sin mediar palabras cortó a la mujer y la golpeó.

"Todo pasó en segundos, el tipo no dijo una palabra en ningún momento, ni a mí ni a ella. A mí no sólo no me atacó, sino que tampoco me dirigió la palabra. A Daniela tampoco le habló, no es que la insultó ni nada. Evidentemente ya estaba decidido a hacer lo que hizo, no es que lo decidió en el momento", contó Guillermo y advirtió que todo da a pensar que se trata de un hecho premeditado. Él conocía los antecedentes de la pareja y que la violencia había sido el principal causante de su separación, incluso que sobre Atay pesaba una orden de restricción y exclusión del hogar.

Hasta el momento, Guillermo no se había animado a hablar y sus recuerdos son pocos, dado que todo sucedió de forma rápida. Lo primero que contó Guillermo fue que el ataque había sido con un cúter aunque la policía le indicó que era casi imposible ese tipo de cortes con un elemento tan precario: "me puedo haber confundido – admitió – todo ocurrió rápído. Yo le empecé a tirar trompadas hasta que la soltó. Ella quedó frente a la camioneta de él. Ahí la levanto, alcanzamos a caminar media cuadra más, y me dice que no da más... Entonces llamé a la casa y salió el hijo mayor de ella a ayudarme, y la llevamos como pudimos".

Después del traslado al Hospital, Vanesa sufrió dos días de agonía antes de morir y horas después Guillermo se enteró por la autopsia que su novia gestaba una nueva vida. Ahora, según le contó a Big Bang News, solo puede dormir de día y espera que la fiscal Mónica García resuelva el caso.

Lo cierto es que Horacio Atay sigue prófugo con pedido de captura internacional, ya que nadie volvió a saber de él y la policía lo busca en Santa Cruz y Chile.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico