Hace 10 años Fidel Castro dejó el gobierno de Cuba en manos de su hermano Raúl

Mañana, 31 de julio, se cumplen 10 años del día en que Fidel Castro delegó, entonces con carácter provisional y por motivos de salud, los cargos de presidente de Cuba, primer secretario del Partido Comunista, presidente del Consejo de Estado y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas en su hermano Raúl, segundo hombre del Estado, una decisión que se transformaría, casi dos años después, en su alejamiento definitivo del poder.

El líder cubano, según un comunicado leído en la televisión de la isla, sufrió el 31 de julio de 2006 una crisis intestinal con hemorragia que lo obligó a someterse a una complicada operación quirúrgica.
Fidel Castro cumplía 80 años 13 días después de esa grave afección y estaba al frente del gobierno de Cuba, en los hechos, desde el triunfo de la revolución contra el dictador Fulgencio Batista el 1 de enero de 1959.
La asunción del poder por parte de Raúl Castro, primero en forma provisional y luego definitiva, marcó el inicio de grandes reformas económicas y sociales para dar sustentabilidad al sistema socialista de la isla, según insistió en varias oportunidades el hermano del líder cubano.
El 18 de febrero de 2008, Fidel anunció, a través de una carta publicada en la edición electrónica del diario Granma, su renuncia definitiva a la presidencia y a los demás cargos que ostentaba en el Estado cubano.
En ese texto Fidel habló por primera vez de su "precario estado de salud" y, por lo tanto, de la necesidad de escoger a un nuevo jefe del Estado por el Parlamento, lo que ocurriría el 24 de febrero de 2008.
Fidel despejó así, en sus propios tiempos y términos, la incógnita sobre el futuro político del último gran protagonista de la Guerra Fría que aún estaba en el poder y que era odiado como un tirano o amado como una leyenda por las principales figuras políticas de los últimos 60 años.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico