Hace 75 años nacía "La Máquina"

El 7 de junio de 1942, fecha de la que hoy se cumplirán 75 años, River goleó a Chacarita por 6 a 2, con tantos de Angel Labruna (2), Adolfo Pedernera (2), José Manuel Moreno y Víctor Emanuelli en contra, lo que motivó que el periodista uruguayo Ricardo Lorenzo Rodríguez, conocido como "Borocotó", titulara su comentario para El Gráfico "River fue una máquina", así se dio origen al apodo de ese célebre equipo.
En esa delantera donde también estaban Juan Carlos Muñoz y Félix Lostau, sus integrantes conjugaban la excelencia de su juego con el amor por la bohemia, la noche porteña y el tango.
Ese ataque, formado de la mano del entrenador Renato Cesarini, ya venía deslumbrando en el campeonato de 1941, que River se adjudicó de manera brillante con 44 unidades, producto de 19 triunfos, seis empates y cinco derrotas tras 30 jornadas.
También resultó elogiable su producción ofensiva, ya que terminó con 75 goles a favor y 35 en contra, algo que sorprendió a la prensa de la época.
El esquema de ese prestigioso equipo era una defensa con dos zagueros, tres mediocampistas y cinco delanteros, con juego ágil, alegre, y cuyo objetivo era tener el balón.
La prioridad de ese conjunto, del que hay todavía registros fílmicos, fue el toque preciso de la pelota, que comenzaba bien jugada desde la defensa. Además de la recordada delantera, jugaban, en el arco el peruano José Eusebio Soriano, uno de los mejores talentos surgidos de su país; Ricardo Vaghi y Norberto "Pacha" Yácono, un precursor de la marca personal, fueron los centrales.
Bruno Rodolfi, José Ravaghi y Luis Antonio Ferreira se desempeñaron como mediocampistas; y Muñoz, Moreno, Pedernera, Labruna y Lostau fue el quinteto de delanteros que hizo mítico a ese River.
En el torneo de 1942, cuando Borocotó, reconocido por sus comentarios titulados "Apiladas", lo apodó "La Máquina", River fue campeón con 46 puntos, producto de 20 triunfos, 6 empates y 4 caídas, con 79 goles a favor y 37 en contra.
"Salíamos a la cancha y nuestra táctica era clara: agarrar la pelota, tocarla, meter una gambeta, esto, lo otro y el gol caía sólo. Generalmente tardaba en llegar y la angustia era porque los partidos nunca podíamos definirlos pronto. Dentro del área claro que queríamos hacer el gol, pero en el medio nos divertíamos, si nadie nos apuraba" declaró alguna vez Juan Carlos Muñoz, fallecido en 2009.
"La Máquina" de River también fue campeón en 1945 (con 46 puntos), mientras que en 1943 y 1944 fue segundo detrás de Boca Juniors.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico