Hace cuatro días que el petróleo aflora en una casa del Abásolo

Marisa Aparicio y su esposo Manuel Palma hace 18 años que residen sobre las calles Código 638 casi 687, manzana 174, lote 2, en la zona de Quintas del Máximo Abásolo.

Marisa Aparicio y su esposo Manuel Palma hace 18 años que residen sobre las calles Código 638 casi 687, manzana 174, lote 2, en la zona de Quintas del Máximo Abásolo. El viernes cuando se levantaron detectaron que desde debajo de la casa prefabricada brotaba un líquido negro que rápidamente supieron que era petróleo.
La sustancia salía de la cocina, del baño y del ingreso a la casa. Ante la inesperada situación pusieron en conocimiento al organismo municipal de Defensa Civil y Medio Ambiente. Una vez constatada la contaminación de hidrocarburo, concurrió personal de la operadora YPF.
"Ha aflorado petróleo adentro y afuera de la casa, estamos desde el viernes así”, apuntó Marisa a El Patagónico, indicando hacia la cámara séptica donde iba a parar toda la sustancia.
Los profesionales de YPF "nos dijeron que evacuara hasta que ellos vengan y todavía no pasa nada. Vinieron, sacaron fotos y se fueron. Estamos esperando qué van a hacer y que nos den una solución”, cuestionó la mujer.
Ante el problema suscitado, la empresa petrolera ubicó a los damnificados en el Hotel Austral hasta tanto se realicen los trabajos de limpieza y saneamiento ambiental para que la vivienda pueda volver a ser habitada.
No obstante, Marisa se quejó porque "tampoco en un hotel podemos estar: los nenes van a la escuela, la nena va al jardín". Durante la tarde de ayer el petróleo seguía aflorando cuando se pisaba en el interior del domicilio. “Sigue saliendo petróleo y se va todo para la cloaca. La casa no se puede usar, esta inhabilitada. No se puede prender el gas y la luz, por eso nos mandaron para allá (al hotel)”, graficó Aparicio.
La afectada aseguró que al menos otros tres domicilios lindantes sufren el mismo problema y representantes de YPF también los visitaron para encontrar una solución al inconveniente. “A nosotros nos dijeron que iban a buscar qué pueden hacer y que se iban a contactar con nosotros. Estamos a lunes y mirá la hora que es, son las cinco de la tarde y no vinieron”, criticó.
La familia concurrió ayer desde temprano a la casa por temor a sufrir algún tipo de robo. Marisa pidió a las autoridades de la operadora que “vengan a darnos una solución a ver qué van a hacer, no podemos estar en un hotel. Cuanto antes hay que solucionarlo, no se puede vivir así".

PASIVOS AMBIENTALES
El derrame de petróleo fue confirmado por el secretario de Ambiente municipal, Daniel González, quien señalo "que se identificó a YPF como la empresa responsable del pasivo que emergió tras el temporal, ya se notificó a la empresa y se está trabajando en el saneamiento de la zona afectada".
Según explicó el funcionario a Radio del Mar, la contaminación no corresponde a fallas o problemas estructurales de equipos en funcionamiento. Pero "tenemos brotes debido a que aparecieron pasivos ambientales que ante la erosión del agua han quedado expuestos y han empezado a liberar hidrocarburos".
Asimismo, "otros han sido porque el suelo se saturó de agua y por una diferencia de densidad el petróleo comenzó a ascender".
Ante el nuevo derrame de petróleo ocurrido en menos de 48 horas -ya el sábado se vio afectada una casa de la avenida Nahuel Huapi de Kilómetro 8-, González adelantó que el Juzgado de Faltas municipal labrará multas.
En cuanto a la posibilidad de que esto llegué como una demanda en el fuero federal de acuerdo a lo que establece la Ley 24.051 de residuos peligrosos, el secretario indicó que es un tema a evaluar y se tiene en cuenta el tema de las intencionalidades. "Estamos viviendo una época de emergencia y todas las instalaciones (incluidos los pasivos) fueron sometidos a cargas hidráulicas que nadie había imaginado. Después los letrados sabrán si las actas de infracción habrá que elevarlas a otros juzgados”, analizó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico