Hacerse pis en la cama, ¿hasta qué edad es común?

La enuresis es muy común y se refiere al término médico que define al acto de hacerse pis durante la noche en niños mayor de 5 años. Cada uno desarrolla el control de la vejiga a su propio ritmo. Se debe realizar consulta médica si el niño tiene dificultad para controlar el pis durante la noche después de los 6 años de edad.

La enuresis es un síntoma muy frecuente en la niñez. Afecta, aproximadamente, del 10 al 20% de la población infantil de más de 5 años de edad y es más común en los niños que en las niñas. Cada año, sólo el 10 % de estos niños resuelven el síntoma en forma espontánea, lo que significa que 9 de cada 10 niños que hoy mojan la cama, continuarán haciéndolo al año siguiente.
Según lo describe el sitio Basta de pis en la cama, la micción (acto de orinar) no intencional e inconsciente durante la noche es una etapa normal del desarrollo del niño, acto que suele ocurrir durante el complejo proceso de aprendizaje que implica el control de los esfínteres. Cada niño madura y desarrolla el control de la vejiga a su propio ritmo. Pocos niños logran controlar la micción nocturna antes de los 3 años de edad. La mayoría aprenden a hacerlo en algún momento entre los 3 y los 8 años. Durante el proceso de aprendizaje del control de esfínteres los padres deben ser pacientes y comprensivos, ayudándolos y alentándolos en dicho proceso.
•Nadie tiene la culpa de mojar la cama. Se trata de un trastorno médico frecuente que puede y debe tratarse", asegura la doctora Edurne Ormaechea MN: 97666, uróloga infantil del Hospital Italiano a cargo del CIUFI (Centro de Incontinencia Urinaria y Fecal infantil).
•Es real que los niños que mojan la cama no logran despertarse cuando tienen ganas de orinar ya que tienen un sueño demasiado profundo, comportamiento que se ha creído acertado por muchos años. Pero recientes investigaciones indican que su sueño es de mala calidad con vigilias incompletas, lo que quiere decir que se despiertan parcialmente. También parece que presentan movimientos periódicos de las extremidades durante el sueño, hecho que podría indicar un intento de querer despertarse", agrega la doctora Ormaechea.
El hacerse pis en la cama es un síntoma que repercute tanto en la calidad de vida del niño como de toda la familia. Es así que tanto los padres como los niños buscan eludir ciertas situaciones y actividades donde quede expuesto el problema y de esta manera evitar la vergüenza e incomodidades que origina. Por este motivo, muchos niños evitan quedarse a dormir en casa de sus amigos, los viajes escolares y los campamentos, lo que atenta negativamente sobre su calidad de vida y el desarrollo saludable de su personalidad.
Es necesario hacer una consulta médica si el niño sigue mojando la cama pasados los 5 años o a una edad más temprana si los escapes de orina se presentan también durante el día.
También se debería realizar una consulta médica en el caso de que el niño después de un período de 6 meses completamente "seco", comience a hacerse pis nuevamente. En este caso las causas de la enuresis tienen que ver con cuestiones emocionales, hechos o situaciones que pudieron haberle afectado al niño y lo esté manifestando de esa forma, como ser: una mudanza, nacimiento de un hermano, cambio de colegio, fallecimiento de un ser querido, entre otras cosas.
•El tema de que la enuresis nocturna primaria sería un trastorno hereditario; yo lo veo en el consultorio. Llevo más de 15 años especializada en el tema y claro está, no todos son iguales, pero la casuística me permite inferir que en el 70% de los casos, existe al menos, otro miembro de la familia que mojó la cama cuando era niño. Si una mamá sufrió enuresis de niña existe un riesgo, siete veces mayor, de que uno de sus hijos también lo tenga. Los investigadores siguen en la actualidad trabajando en el tema, pero aún no se ha detectado ningún gen específico que la cause", comenta Ormaechea.
¿Cómo ayudar al niño que padece enuresis?
• Brindarle apoyo y comprensión.
• No enojarse cuando amanece con la cama mojada.
• No castigarlo ni humillarlo, decirle que lo que le sucede no es su culpa y que esto se solucionará con el tiempo.
• Es importante que todos los miembros de la familia colaboren con esta dificultad y no le hagan bromas o se burlen de él.
• Estimularlo a ir al baño antes de acostarse. Alegrarse cuando amanece con la cama seca pero no retarlo cuando amanece mojado, ya que no lo hace a propósito. (La enuresis se trata de un síntoma que el niño no puede controlar por propia voluntad)

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico