Hallan barco que combatió en la batalla de Obligado

El Bergantín Goleta "Republicano" combatió contra la escuadra anglo-francesa en 1845 y fue hundido por decisión de su comandante, Tomas Craig, una vez que agotó las municiones para evitar ser capturado por el enemigo.

El barco de la flota argentina "Republicano", que combatió en la histórica batalla de la Vuelta de Obligado en 1845, donde las tropas argentinas enfrentaron a una poderosa escuadra anglo-francesa a la altura de la localidad bonaerense de San Pedro, fue encontrado en el fondo del río Paraná casi en el mismo lugar donde las referencias históricas aseguran que se hundió por decisión de su comandante, para evitar ser capturado por el enemigo.

El histórico hallazgo fue presentado el viernes pasado en la Municipalidad de San Pedro por las autoridades del Museo Paleontológico de esa localidad, que localizaron la embarcación, la comuna local y autoridades del ministerio de Defensa de la Nación y la Armada Argentina.

La embarcación hallada es del tipo "Bergantín Goleta" y había sido ubicada por el general Lucio Mancilla en uno de los extremos de la línea de cadenas dispuesta a lo largo del Paraná para reforzar e impedir que la flota anglo francesa corte esa línea y avance aguas arriba del río.

El comandante de la nave Tomas Craig, al mando de 40 hombres, una vez que agotó las municiones de sus seis cañones y registrándose un incendio en el sector de proa por el fuego enemigo, tomó la decisión de hacer estallar el barco como estrategia de combate y antes de que fuera tomado por la flota anglo francesa.

"El 23 de octubre pasado y mientras realizábamos una recorrida habitual por el Paraná en tareas de reconocimiento y filmación para el Museo, un equipo de sonar de barrido lateral detectó un elemento delgado y recto que se hallaba en el fondo del río, en cuya base se podía apreciar un elemento rectangular", dijo a la agencia de noticias Télam José Luis Aguilar, quien junto con su hijo Felipe, Javier Saucedo y Marcelo Duca efectuaban el rastrillaje.

Saucedo destacó que "cuando vimos la primera imagen enseguida dedujimos que era algún elemento de la batalla" y Aguilar refirió que "luego visualizamos que el elemento delgado era un mástil con su punta a unos 8,50 metros de la superficie y su base a unos 18,5 metros de profundidad". Posteriores imágenes emitidas por el sonar "revelaron que la base rectangular del mástil era la sección de popa de un casco de navío semienterrado que podía tener una longitud de unos 11 metros".

Aguilar destacó que "ninguna de las embarcaciones, salvo el Republicano, que dispuso Mansilla en la batalla para custodiar la hilada de cadenas tenía mástil, tampoco se produjo durante la batalla el hundimiento de ninguna embarcación enemiga, ni ninguna de ellas perdió un mástil, al tiempo que no se registraron naufragios en la zona con posterioridad a la batalla, el 20 de noviembre de 1845".

El combate de la Vuelta de Obligado, silenciado por la historia durante muchos años, fue vuelto a poner en valor histórico desde el año 2012 cuando se instituyó a esa fecha como Día de la Soberanía Nacional en virtud de la valentía de las tropas argentinas al enfrentarse a un enemigo varias veces superior que invadió territorio nacional, recuperó MinutoUno.com.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico