Hallan muerto a sacerdote que denunció a narcos en Tucumán

El cuerpo de Viroche apareció en su dormitorio, donde se hallaron sus pertenencias desparramadas por el piso, y según los investigadores a simple vista no tenía signos de violencia, al igual que los accesos a su casa, que no fueron forzados.

Un sacerdote que en los últimos años realizó varias denuncias contra organizaciones vinculadas con la venta de drogas que operaban en la zona este de Tucumán fue encontrado muerto en el interior de su vivienda y los investigadores procuraban determinar las circunstancias del hecho, informaron fuentes policiales.
Juan Viroche (46) fue hallado muerto en su casa de La Florida, ubicada a unos 70 kilómetros al este de la capital tucumana, y por el momento se desconocen las causas de su fallecimiento y se aguardan los resultados de la autopsia.
El cuerpo de Viroche apareció en su dormitorio, donde se hallaron sus pertenencias desparramadas por el piso, y según los investigadores a simple vista no tenía signos de violencia, al igual que los accesos a su casa, que no fueron forzados. La Justicia ordenó que el cuerpo de Viroche sea sometido a una autopsia para establecer la causa de su muerte.
En diálogo con el canal C5N, el fiscal de la causa Diego López Avila admitió que "se trabaja con la hipótesis del homicidio", aunque todo apunta a que se trató de un suicidio.
López Avila explicó que "todas las puertas estaban cerradas por dentro" y que "no hay indicios de violencia en su cuerpo, nada que haga suponer que haya habido un enfrentamiento". "Todo hace pensar que se trata de un suicidio, de todos modos se ordenó la autopsia", afirmó.
Los voceros dijeron que, en base a dichos de allegados al sacerdote, éste se había mostrado preocupado en los últimos días, ya que había recibido amenazas a causa de sus constantes denuncias contra bandas dedicadas a la venta de drogas.
Viroche era muy querido por los vecinos, ya que desde hace algunos años se dedicaba a denunciar el accionar de esos grupos y solía pedir en sus misas que todos colaboraran para tener un pueblo sin drogas ni robos.

" ESTA MUY FEO"
Viroche había advertido a través de a redes sociales que el panorama en esa localidad tucumana se estaba poniendo "muy feo".
"No soy profeta de calamidades pero esto está poniéndose muy feo", escribió días atrás Viroche en su muro de Facebook y señaló: "Uno puede dar la cara y exponerse pero lamentablemente quienes pueden hacer algo miran para otro lado".
"Pocos escucharon y hasta hubo burlas e ironías por mis denuncias, pero después se hizo una marcha en la sede parroquial por el robo de la corona de la virgen que lejos de ser un robo fue una amenaza disfrazada de robo, me dijo la policía", sostuvo el sacerdote.
En estas publicaciones, Viroche advertía que llegaban "tiempos difíciles" a La Florida y sostenía que "nada se va a solucionar como por arte de magia ni milagrosamente".
"La inseguridad siguió creciendo, también la venta de droga, mientras que aquellos que pueden sentarse a la mesa y dialogar buscando una solución no se hacen presentes porque el Interior muchas veces sólo sirve para tiempo de elecciones", indicó.
Por último, Viroche recordó que "constantemente hay robos de motos, de celulares y más venta de drogas" y agregó: "Ojalá la realidad cambie, pero que cambie para bien".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico