Hasta el 26 de enero confirmaron la prisión de Sebastián Cárdenas

Diana Díaz se constituyó ayer como querellante en la causa que investiga el homicidio de su hermano Lucas, alias "Chino". Por el crimen está imputado Sebastián Cárdenas en calidad de autor, para quien ayer su defensor solicitó arresto domiciliario. La juez natural admitió a la querella y confirmó el mantenimiento de la medida aunque le redujo diez días.

La audiencia de constitución de querellante se llevó a cabo ayer en la Oficina judicial de Comodoro Rivadavia y fue presidida por la juez natural de la causa, Gladys Olavarría. El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por el funcionario Cristian Olazábal, mientras que el abogado particular Guillermo Iglesias asistió al imputado, Sebastián Cárdenas.
En ese contexto se presentó Diana Díaz, hermana de la víctima, como querellante y tras verificarse la legalidad de la presentación la juez la admitió como tal, por lo que de ahora en adelante tendrá acceso directo al expediente, así como la posibilidad de ofrecer prueba, mientras que al finalizar la investigación deberá presentar su propia acusación.
Tras la celebración de esa audiencia se llevó a cabo una revisión de la prisión preventiva que viene cumpliendo Cárdenas y en ese marco el defensor solicitó una morigeración. Al respecto, destacó que su defendido se presentó para someterse a proceso y se puso a disposición de la Justicia porque entiende que no está dado el presupuesto de peligro de fuga.
En razón de ello, solicitó que se aplique una de las medidas sustitutivas que se proponen en el artículo 227 del Código Procesal Penal, como lo es la permanencia continua en el domicilio. Los acusadores se opusieron al planteo y se insistió con la existencia del peligro de fuga.
Tras escuchar a las partes, la juez resolvió mantener la prisión preventiva del imputado, aunque en lugar del hacerlo hasta el 6 de febrero, cuando se vencen los tres meses ordenados por el juez Mariano Nicosia, quien la subrogó en la apertura de la investigación, la mantuvo hasta el 26 de enero.
Hay que recodar que la muerte de Lucas Díaz se produjo tras una banal discusión originada en el excesivo precio de la cerveza que el presunto autor del hecho, Sebastián Cárdenas, le invitó a una de las dos mujeres que estaba en el bar "Los Troncos" (barrio Newbery) durante la madrugada del lunes 26 de octubre.
Cárdenas fue imputado como autor del delito de homicidio simple, el cual tiene un mínimo de 8 años de prisión y un máximo de 25. Esa audiencia se realizó el 6 de noviembre durante el control de detención y apertura de la investigación, para lo cual el juez interviniente otorgó tres meses.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico